Préstamos para pagar el costo de la ciudadanía

A través de créditos y cuentas de ahorro ayudan a lograr la naturalización
Préstamos para pagar el costo de la ciudadanía
En el taller de ciudadanía llevado a cabo en la iglesia San Pío participaron más de 100 personas. Foto Belhú Sanabria/La Raza

Al taller de ciudadanía gratuito de la agencia Proyecto Resurrección, en coordinación con otras agencias locales, asistieron más de 100 personas, como es el caso de la potosina María Arvizo, de 58 años.

Ella contó a La Raza que emigró a Estados Unidos hace 30 años. Estuvo indocumentada pero gracias a la amnistía de 1986 Arvizo pudo convertirse en residente legal.

Tras años de ser residente legal, Arvizo decidió obtener la ciudadanía. Esta mujer vecina del barrio de Pilsen va a solicitar un préstamo para sacar la ciudadanía vía la unión de crédito Second Federal. “Esta es una buena opción porque a veces uno no tiene todo el dinero para pagar la solicitud… Quiero hacerme ciudadana para votar por mi nuevo presidente y porque quiero obtener los derechos que tienen todos los ciudadanos de este país”, dijo la mujer.

La duranguense Rosa Sánchez, también asistió al taller junto a su esposo Vicente López y a su hija Blanca López. Los tres quieren obtener la ciudadanía para ejercer su derecho a voto en las futuras elecciones.

“Queremos que la gente se haga ciudadana, que arreglen o mejoren su crédito, que aprendan a cómo ahorrar a través de este proceso”, dijo Eréndira Rendón, organizadora comunitaria de dicha agencia.

Y es que una de las barreras por la que los inmigrantes dejan de convertirse en ciudadanos por naturalización es por el costo del proceso, el cual es de $680 por solicitud, según indicaron grupos pro inmigrantes.

Así surge Proyecto Ciudadanía, iniciativa de Second Federal, una unión de crédito que, junto con Proyecto Resurrección, busca apoyar a que más familias se conviertan en ciudadanas.

En dicho taller realizado en días pasados, en el sótano de la Iglesia San Pío en el barrio de Pilsen, también hubo una conferencia de prensa a la que asistió el congresista demócrata Luis Gutiérrez, quien felicitó a los participantes por la decisión de querer hacerse ciudadanos y a su vez anunció que por medio de esta unión de crédito quienes califiquen podrán procesar préstamos y cuentas de ahorro.

Esta iniciativa de Second Federal cuenta con tres productos, ya sea para ahorrar o que necesite un préstamo para cubrir el costo de su solicitud de naturalización.

Entre los productos destacan el del préstamo para la ciudadanía, una opción para cubrir el costo de la solicitud de naturalización y algunas cuotas legales relacionadas con el trámite. La cantidad de préstamo será desde $680 hasta $4,000 a una tasa de interés de 12% anual. Este préstamo podrá ser pagado en 12,18 y 24 meses.

Quienes no califiquen para el préstamo por tener mal crédito o no deseen adquirirlo, hay otro producto que es el ahorro para la ciudadanía, el cual es una forma de guardar el dinero que necesita para la solicitud de ciudadanía y también es una manera de crear su récord crediticio.

También se cuenta con el préstamo ‘Forjando mi ciudadanía’, que sirve también para construir un historial crediticio positivo.

Adolfo Medina, presidente de Second Federal, dijo que cuando se está creando un producto la unión de crédito siempre se basa en qué es lo mejor para la comunidad: “Nosotros no queremos hacer dinero con estos préstamos, lo que queremos es que la comunidad los aproveche”.

Eréndira Rendón dijo que hay casos en que personas podrán calificar para no pagar por su solicitud de ciudadanía ante inmigración.

“El perdón para no pagar lo otorga Inmigración (fee waiver). Personas que ya están precalificadas por algún beneficio del gobierno, por ejemplo la tarjeta link, la tarjeta médica, o están por debajo del nivel de pobreza del 150%, esas personas pueden aplicar a este beneficio”, señaló Rendón.

Rendón dijo que los indocumentadas buscan que crezca el voto latino. “Muchos indocumentados trabajan como voluntarios en estos talleres. Sabemos que de esta manera nosotros lo podemos hacer, ayudando a los residentes legales a hacerse ciudadanos, registrándolos para votar, contactándolos para que vayan a votar, esto es importante para nuestros inmigrantes cuya prioridad es la reforma migratoria”.

En estos talleres participan en parte organizaciones como Mujeres Latinas en Acción, el Proyecto Organizador del Suroeste, la Coalición de Illinois por los Derechos de Inmigrantes y Refugiados y el Instituto del Progreso Latino, que procesa las solicitudes.