La Raza honra la memoria de exeditor Julio Montoya

Repatriarán a su natal El Salvador las cenizas del recién fallecido periodista Julio César Montoya, quien fue editor de La Raza en la década de 1970
La Raza honra la memoria de exeditor Julio Montoya
Fotografías familiares del fenecido periodista Julio César Montoya fueron expuestas en la funeraria Álvarez el lunes 31 de marzo.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Chicago.- La pluma del salvadoreño Julio César Montoya dejó huella. Eso fue lo que comentaron algunos de sus amigos más cercanos, como Hilda Frontany, quien recordó que cuando ella era organizadora comunitaria y trabajaba por los derechos de los inmigrantes “Montoya siempre estaba allí dando a conocer cada lucha y cada resultado”.

Uno de los artículos de Montoya que más recuerda Frontany fue ‘Yo también fui mojado’. Él le comentó una vez que estuvo un tiempo como indocumentado y luego ella vio qué salió un artículo escrito por JCM: “me di cuenta inmediatamente que esas iniciales significaban Julio César Montoya”.

Con el tiempo él logró solucionar su condición migratoria y según sus familiares hace mucho tiempo obtuvo también la ciudadanía.

Este periodista salvadoreño también escribía mucho sobre el sector vivienda y política en La Raza. Según Frontany, en el área de Lakeview había gente que cuando compraba edificios,

“inmediatamente [los propietarios] mandaban a todo el mundo a salirse, porque estaban remodelando y les daban muy poco tiempo para que la gente buscara otros lugares. Montoya enseguida que nosotros lo llamábamos él estaba presente haciendo escritos sobre cómo se violaban los derechos a los inquilinos”.

Otra de las amistades de Montoya fue Blanca Vargas, de LULAC Cicero.

Vargas dijo que cuando ella trabajaba en la oficina del gobernador Daniel Walker “él siempre se aseguraba que le diera más información acerca de las demás agencias estatales para saber de qué forma estas podrían ayudar a la comunidad latinoamericana”.

Julio César Montoya fue editor de La Raza de 1976 a 1978. Al dejar su cargo, en algunas ocasiones siguió colaborando con artículos de forma independiente y escribió además para otras publicaciones.

También fue portavoz del Departamento de Servicios Humanos para los medios hispanos de la ciudad de Chicago y el quinto presidente de la Sociedad Cívica Cultural Centroamericana en Chicago, entre otros cargos.

Al jubilarse, Montoya, de 71 años, seguía escribiendo. Su esposa, la mexicana Elva Montoya, dijo que le gustaba escribir: “A veces se la pasaba en la computadora redactando como hasta las tres de la mañana”.

Montoya estuvo casado con Elva Montoya por 30 años, no tuvieron hijos.

De su primer matrimonio con Carmen Pérez, Montoya tuvo tres hijos: Carmen Adela Montoya, Ciro Montoya y César Alberto Montoya.

El segundo de sus hijos, César Alberto Montoya, dijo: “Mi papá siempre estuvo ahí para nosotros, crecí con mi madre y mi padrastro pero mi padre siempre estuvo ahí emocionalmente y económicamente”.

Para Montoya no había imposibles, pues César recuerda que su papá era un hombre con carácter fuerte y con determinación: “él siempre repetía la frase de mi abuelo José Montoya: ‘Si yo quiero, yo puedo’ ”.

“A mi papá le gustaba bailar, su favorito era el mambo, sí tomó por un tiempo pero llevaba mucho tiempo de no hacerlo, también le encantaba bailar”, dijo César, quien al igual que sus hermanos son originarios de Chicago.

Elva Montoya dijo que a su esposo le gustaba mucho ayudar a las personas y lo hacía con una devoción grande. “Yo le digo esto porque lo veía como trabajaba y como lo hacía”.

Elva Montoya contó a La Raza que su esposo padecía diabetes y males cardiovasculares. Y según su hijo César, el jueves 27 de marzo su padre tuvo un fulminante ataque al corazón que le quitó la vida a los 71 años.

Montoya nació el 29 de septiembre de 1942. Fue velado el lunes 31 de marzo en la funeraria Álvarez y cremado el martes.

Elva Montoya dijo a La Raza que cumpliendo la voluntad de su esposo, las cenizas del fallecido periodista serán llevadas a El Salvador y colocadas en un cementerio junto a los restos de su madre. César agregó que las cenizas de su padre serán repatriadas a El Salvador el próximo 11 de abril.

La Raza se une en el recuerdo de Julio César Montoya.