No quieren un centro de detención de indocumentados en Indiana

Los vecinos de la localidad de Hobart cuentan con el respaldo de su alcalde Brian Snedecor para que no avance ese proyecto, pero dicen que seguirán en campaña porque la lucha no ha terminado
Sigue a La Raza en Facebook
No quieren un centro de detención de indocumentados en Indiana
Vecinos de la ciudad de Hobart, en Indiana, se movilizan porque no quieren un centro de detención de inmigración cerca a sus viviendas. Foto Belhú Sanabria/La Raza

HOBART, Indiana — El descontento de los vecinos de la ciudad de Hobart ante una posible construcción de un centro de detención privado para inmigrantes indocumentados es notorio. En varios jardines de sus viviendas saltan a la vista unos letreros blancos en los que se han tachado las palabras ‘Hobart Prison’.

Por ejemplo, Darlene Vassil, propietaria de una vivienda en Glenwood Subdivision en Hobart, Indiana, dijo a La Raza que está descontenta con el proyecto. Desde que ella se enteró que hay la intención de construir un centro de detención por parte de una empresa privada, Vassil —residente de ese lugar por 37 años— ha comenzado a participar en cuanta reunión se organiza en su comunidad en oposición a esa idea.

“Desde la primera reunión yo he mostrado mi desacuerdo, a mí no me gusta la idea de una prisión detrás de mi yarda”, dijo la mujer.

Vassil se refiere al plan de la empresa GEO Group Inc., la cual en noviembre pasado compró 40 acres en Hobart, Indiana, anteriormente propiedad de la iglesia St. Sava Ortodoxa Serbia. El sitio está localizado al este de la Interestatal 65 cerca de Robinson Lake.

Según el portal de GEO Group Inc., esta es una compañía privada con sede en Florida que es líder mundial en el mercado de servicios de gestión penitenciaria y de detención, ya sea para agencias gubernamentales, federales, estatales y locales. Inicio operaciones en 1984.

Esta compañía maneja 98 prisiones y centros de detención con cerca de 77,000 camas y más de 60 centros de servicios no residenciales.

El alcalde de Hobart, Indiana, Brian Snedecor escribió una carta a Cloid Schuler, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de GEO Group Inc., pidiéndole que busque otro lugar fuera de Hobart para su posible centro de detención.

La misiva fue leída durante una reunión abierta al público que se llevó a cabo en la Primera Iglesia Unitaria en Hobart, Indiana, el domingo pasado.

Snedecor fue tajante en la reunión al dirigirse al público y a los ‘Ciudadanos preocupados’ del grupo Hobart, al decir que no apoyará la construcción en su ciudad de un centro detención de inmigración de propiedad privada.

En la misiva, a la cual tuvo acceso La Raza, en uno de los párrafos se lee: “Le pedimos que busque otro sitio de la zona metropolitana de Chicago, que se adapte mejor a sus necesidades. Es claro para mí que otras localidades con terrenos baldíos cerca de aeropuertos y autopistas y lejos de las zonas residenciales serian una mejor opción”.

Entre otros puntos de la carta, esto se dio a raíz de que GEO Group Inc., no cumplió con lo que se le sugirió hacer en estos meses: divulgar y dar detalles del proyecto, mantener una relación positiva con la comunidad y hacer frente a las críticas públicas a la empresa, lo cual ha dado lugar a una pérdida de confianza en GEO Group Inc., según se indica en la misiva.

Aunque hubo consenso por parte de los vecinos de Hobart en cuanto a que el apoyo del alcalde Snedecor es importante para su lucha, ellos tienen claro que aún no hay que cantar victoria.

Vecinos dijeron que estarán pendientes de la Comisión de Planificación de esa ciudad, ya que esta sería la primera en recibir propuestas de GEO Group Inc.

Cabe señalar que este tipo de centro de detención que se planea construir albergaría a inmigrantes indocumentados que podrían enfrentar una posible deportación por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (Immigration and Customs Enforcement o ICE).

Los ‘Ciudadanos preocupados’, como se le llama a un grupo de Hobart que no quiere la construcción de un centro de detención de inmigrantes, vienen realizando reuniones para educar a la gente sobre su campaña.

Thomas S. DuBois, director de Nuevas Iniciativas del Instituto del Progreso Latino, dijo que se ha iniciado recientemente una campaña de petición que consiste en la recolección de firmas de gente que apoye la causa en contra de la posible construcción de ese centro de detención en Hobart. “Hasta el momento se han alcanzado las 1,000 firmas”, dijo Dubois a La Raza.

Fred Tsao, director de política de la Coalición de Illinois pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), viene apoyando la lucha de los ‘Ciudadanos preocupados’ del grupo Hobart. Él contó a La Raza que ellos están bien organizados y que se oponen tajantemente a la construcción de ese centro de detención para inmigrantes.

“Ese sitio en Hobart estuvo vacante por varios años, pero GEO Group lo compró hace pocos meses, cuenta con el terreno pero aún le falta tener los permisos”, dijo Tsao.

Samuel Love, activista de derechos humanos de Gary, Indiana, dijo oponerse a la construcción de esa prisión al igual que los otros vecinos de la zona. “No es justo que quieran hacer prisiones privadas para los indocumentados en Hobart como lo quisieron hacer antes en Crete y Joliet. Nosotros hemos sido bien claros, GEO Group tiene que irse”.

El activista dijo que GEO Group quiere hacer una prisión en una zona residencial en la que habitan una comunidad diversa anglosajona, afroamericana e hispana. “Hobart está cambiando, hay diversidad cultural. El último censo arrojó que el 16% de población es latina”.

Por su parte DuBois, ha presidido varias reuniones con la comunidad y con los miembros del grupo Hobart y dijo que algunos de los vecinos tienen preocupación por los efectos que podría generar una posible construcción de ese tipo.

“A los residentes les preocupa la seguridad en la zona, que se preserven los espacios naturales y que no se devalúe el valor de sus casas ante la construcción de una prisión”, dijo DuBois quien vive desde hace 30 años en Hobart.

<img src="/wp-content/uploads/2014/04/LOCALES_304209985_EP_-1_2.jpg" caption="

“Desde la primera reunión yo he mostrado mi desacuerdo, a mí no me gusta la idea de una prisión detrás de mi yarda”, dijo Darlene Vassil, propietaria de una vivienda en Glenwood Subdivision en Hobart, Indiana.

“/>