Aprueban marihuana con fines medicinales para menores en Illinois

Iniciativa que legaliza la marihuana medicinal para el tratamiento de menores con epilepsia y con otras enfermedades fue aprobada por el Senado de Illinois. Defensores del proyecto de ley esperan que el gobernador de ese estado, Pat Quinn firme la propuesta para que se convierta en ley.
Aprueban marihuana con fines medicinales para menores en Illinois
Pie de foto: Mayra Mejía abraza a su hijo José Javier Aguilar 'Javi' de 11 años, durante un paseo que realizó junto a su esposo Ubaldo Aguilar y a sus otros dos pequeños. Foto Cortesía

Chicago.- La iniciativa SB 2636 permite la utilización de un derivado de la marihuana para el tratamiento de menores de 18 años que sufren de epilepsia y otros padecimientos fue aprobada por el Senado de Illinois el viernes pasado.

Dicha propuesta de ley fue enmendada por la Cámara de Representantes y esos cambios fueron aprobados por el Senado de Illinois, ahora se espera la firma del gobernador de Illinois Pat Quinn para que la medida se convierta en ley.

Esta iniciativa establece estrictos requisitos para que un menor de edad reciba tratamiento con derivados de la marihuana como, el requerir la autorización de sus padres, del médico de cargo y además de que el paciente debe ser registrado ante el Departamento de Salud Pública de Illinois, según se indicó en un comunicado de la oficina del Senado.

La senadora estatal Iris Martínez (D-20) patrocinadora de la iniciativa en el Senado dijo que la aprobación de dicha propuesta por el Senado es una victoria para padres y niños.

Esta iniciativa en su forma original, sobre la marihuana medicinal para menores era para los que padecían epilepsia. Pero la senadora Iris Martínez (D-20) dijo que cuando se estaba presentando la iniciativa en la Cámara de Representantes, muchos padres que tenían niños con cáncer y otras enfermedades se sintieron no incluidos. Esto dio pie a la enmienda.

El representante estatal Lou Lang (D-Skokie) fue quien patrocinó la medida en la Cámara Baja y propuso que el tratamiento con cannabis medicinal beneficie a menores con otras enfermedades previa aprobación del Departamento de Salud Pública.

Ante la pregunta de qué ¿si la norma va a beneficiar a niños con otras enfermedades?, Martínez dijo que sí y dio un ejemplo de que si esto puede ser algo positivo para un niño con cáncer, “esto es algo que tiene que ser decidido por el Departamento de Salud Pública”.

“Es un camino hacia que ellos puedan someter una aplicación y esperar a ver que el Departamento de Salud apruebe o no apruebe la petición”, dijo Martínez a La Raza.

En cuanto a la forma del uso de la marihuana medicinal en menores, Martínez dijo que “puede ser vía oral, en aceite, pastillas en cualquiera de sus formas, pero que nunca sea fumada”, recalcó.

Cabe precisar, que la iniciativa SB 2636 se suma a una ley aprobada el 2013 que permite que los adultos con ciertos padecimientos puedan recibir marihuana con uso medicinal, ahora se trabaja en la reglamentación secundaria para la implementación de esta ley.

Quienes también estuvieron alegres de que la iniciativa enmendada fue ratificada por el Senado fueron dos familias hispanas, la mexicana Guadalupe Rabadán y la guatemalteca Mayra Mejía, cada una tiene un hijo que padece el síndrome de Dravet, que es un tipo de epilepsia llamada mioclónica que se presenta en niños con alguna historia familiar de epilepsia o de crisis convulsivas febriles.

Rabadán y Mejía esperan que la iniciativa se convierta en ley porque ven opción de sanación en la marihuana medicinal para niños.

Guadalupe Rabadán recibió la noticia con beneplácito. “El futuro lo veíamos muy incierto, estaba considerando la idea de mudarme a otro estado ahora nos quedamos en casa, este tratamiento con cannabis es una luz de esperanza para nosotros”.

Mejía, residente de Chicago emigró de Guatemala a Estados Unidos con su esposo Ubaldo Aguilar.

Mejía y su esposo Ubaldo Aguilar tenían un futuro prometedor, estudiaron la carrera de Relaciones Internacionales, pero por su hijo José Javier Aguilar, ‘Javi’ de 11 años, decidieron dejar familia y carreras en su natal Guatemala para emigrar a Estados Unidos junto a sus hijos en busca de encontrar una cura para Javier, quien padece el síndrome de Dravet, el cual fue descubierto hace dos años, en EE.UU.

La mujer dijo que su hijo ‘Javi’ empezó a tener convulsiones desde los dos meses de nacido, “después que le pusieron una vacuna empezaron las convulsiones”.

En su país dijo Mejía no le detectaban la enfermedad a su hijo, la salud de él se iba deteriorando, por eso tuvo que emigrar con su esposo y con sus pequeños.

A ‘Javi’ como también le llaman al menor, le dan convulsiones de 3 a 5 veces al día en la casa y durante la escuela. Esta madre guatemalteca ve la marihuana con fines medicinales como una opción de tratamiento para el mal que padece su hijo. “Tenemos esperanza que sea una de las opciones que ayuden a mejorar la calidad de vida de nuestros niños”.