Helipuerto para giras turísticas irrita a residentes

Un plan de helipuerto para giras turísticas en medio de dos vecindarios suscitó fuertes críticas de los residentes del barrio de Pilsen.
Helipuerto para giras turísticas irrita a residentes
Foto: Archivo

Chicago.- Un plan para construir un helipuerto para giras turísticas en medio de dos vecindarios suscitó fuertes críticas de los residentes del barrio de Pilsen, a pesar de que el proyecto tiene ya la aprobación de la ciudad.

La atracción turística tendrá espacio para catorce pistas de aterrizaje de helicóptero y, aparte de las giras para los turistas, también serviría para vuelos privados por helicóptero a los aeropuertos O’Hare y Midway.

Chicago Helicopter Express (CHE) recibió la aprobación del Consejo de la Ciudad de construir un helipuerto al sureste de Pilsen en el vecino barrio de Bridgeport.

La compañía, con sede en Wheeling, Illinois, vendió la idea a la ciudad como una forma de crear puestos de trabajo y atraer más turistas a la ciudad.

Sin embargo, grupos de vecinos de Pilsen opinan que no es una buena idea porque ya en la parte norte del barrio se está construyendo un vertipuerto para transportar pacientes por helicóptero al Hospital Stroger, el hospital del Condado Cook que sirve a la ciudad.

El grupo Pilsen Environmental Rights and Reform Organization (PERRO) se opone a la idea de tener dos facilidades aéreas para helicópteros tan cercas la una de la otra.

Uno de sus líderes lamentó la decisión y dijo a Efe que el nuevo proyecto causará ruido y temores de accidentes como el de Seattle, donde cayó un helicóptero matando a dos personas.

“Nosotros pensamos que es una mala idea,” dijo Jerry Mead-Lucero, miembro de PERRO, “Va haber problemas de ruido y va haber problemas de tráfico”.

Trevor Hefferman, el director ejecutivo de la compañía prometió a los residentes y a la ciudad que los vuelos desde el helipuerto serán de una altura de dos mil pies y que la ruta que se usará para los vuelos seguirá la autopista Stevenson rumbo al Lago Michigan y no pasaran por los vecindarios.

Aun así algunos residentes temen que el espacio aéreo se congestione y cambie el estilo de vida en estos dos vecindarios, incluyendo el barrio de Chinatown.

Debbie Liu, una residente de Bridgeport, le dijo al semanario South Side News que la comunidad no fue consultada y que no tuvieron noticia del helipuerto hasta que fue aprobado por la ciudad en Mayo.

“No hubo información bilingüe distribuida a los residentes,” dijo Liu, “La gente en mi edificio no recuerdan haber recibido ningún aviso.”