Controversial decisión sobre anticonceptivos

Expertos de Chicago analizan el fallo que avala que empresas no paguen anticonceptivos en el seguro médico de sus empleados por razones religiosas
Controversial decisión sobre anticonceptivos
Pie de foto: Los anticonceptivos forman parte de los servicios de planificación familiar y control de natalidad de las mujeres en edad reproductiva.
Foto: Archivo / La Raza

Chicago.-De acuerdo a la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Costo, también

conocida como Obamacare, las empresas deben de cubrir por medio del seguro

médico de sus empleados el costo de los métodos anticonceptivos sin cargo

adicional y para las mujeres en edad reproductiva.

Sin embargo, la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó que empresas con

pocos accionistas pueden utilizar objeciones religiosas a fin de no estar

obligadas a cubrir el control de natalidad para sus empleados.

Cabe señalar que esta es la primera vez que la Corte Suprema toma

decisiones de este tipo sobre las empresas privadas en el marco de la nueva

ley de salud.

Según el fallo, no se le puede exigir a las compañías que paguen por

anticonceptivos si esto viola las convicciones religiosas de los

propietarios.

Por cinco votos a favor y cuatro en contra, los conservadores del Tribunal

Supremo determinaron que algunas corporaciones lucrativas tienen derechos

religiosos.

La Corte Suprema falló a favor de la empresa Hobby Lobby y otros

empleadores que argumentaron que Obamacare viola la Primera Enmienda de la

Constitución y otras leyes federales que protegen la libertad religiosa,

según ellos porque les exige que paguen por métodos anticonceptivos como la

píldora del día después, también conocida como Plan B, la cual ellos

consideran abortiva, según reportes de prensa.

Para Esther Sciammarella, directora ejecutiva de la Coalición de Salud

Hispana de Chicago, “este es un tema que está cargado de un contenido

político y religioso y que por cuestiones de acceso va a perjudicar a las

mujeres latinas de escasos recursos”.

“Estoy absolutamente en contra de que se politice la cuestión de salud.

¿Alguien cuestiona la vasectomía? No, y es que ahora los hombres deciden

por las mujeres”, opinó Sciammarella.

Por su parte, Aida Giachello, profesora e investigadora del Departamento de

Medicina Preventiva de la Universidad Northwestern, dijo que la decisión de

la Corte Suprema la tomó por sorpresa porque no esperaba que realmente

fuera a apoyar estos argumentos. “Los argumentos eran que la organización

de una base religiosa que está en contra de métodos contraceptivos se

rehúsa por consiguiente a ofrecerle a sus empleados la opción de tener ese

beneficio como parte del plan de seguro médico”.

Giachello enfatizó que esto va a limitar el acceso a la medidas

contraceptivas de la mujer que son muy importantes, especialmente para las

mujeres latinas.

“La mujer latina es la que tiene la más alta tasa de natalidad, tenemos 23

bebes vivos por cada 1,000 personas en la población y muchas familias por

motivos financieros no desean tener una familia muy numerosa. Las pastillas

anticonceptivas y otros métodos de planificación familiar son la solución

de la mujer latina para controlar la natalidad y poder tomar decisiones en

términos de cuándo y en qué momento desea tener familia”, dijo Giachello a

La Raza.

“Para nosotros la parte reproductiva es bien importante y también la

planificación familiar es crucial por la alta tasa de natalidad que tenemos

las latinas”, destacó Giachello.