Festival del Sol conserva sus raíces sociales

En su aniversario 42, la Fiesta del Sol ofrecerá 17 becas y organizará una misa dedicada a los niños indocumentados y a las víctimas de la violencia en Chicago.
Festival del Sol conserva sus raíces sociales
La Fiesta del Sol celebra su aniversario número 42.
Foto: Irene Tostado / La Raza

Teresa Fraga radica en Pilsen desde 1966 y como la tesorera del comité del festival latino tiene muchos recuerdos memorables de la inauguración de la Fiesta del Sol, que se realiza en el corazón de la comunidad mexicana de Pilsen desde 1972.

La líder comunitaria trabajó como cocinera en uno de los primeros puestos de comida y vendía tacos, tortas y enchiladas a los residentes que venían al festival celebrar su herencia mexicana.

La fiesta fue organizada para conmemorar la victoria de los residentes del barrio de Pilsen y la organización comunitaria Concilio Comunitario de los Vecinos de Pilsen, quienes habían logrado que se construyera la secundaria Benito Juárez tras una larga batalla contra la administración de la ciudad de Chicago.

“Comenzó como una celebración de una cuadra sobre la calle Blue Island, desde la calle 18 a la 19, porque los mexicanos que habían logrado esta hazaña quisieron celebrar su cultura y victoria”, explicó a La Vibra Fraga, quien también destacó que el festival que inició con un puño de residentes ahora atrae a más de 1.3 millones de personas cada año.

Cuando la secundaria finalmente abrió sus puertas en 1977, el festival se había extendido hasta la carretera Cermak, justo al margen de la secundaria.

Durante cuatro días, más de 200 voluntarios, entre ellos jóvenes a quienes se les ofrece una oportunidad de empleo, participan en el evento que también es un espacio para que organizaciones comunitarias promuevan sus programas, negocios vendan sus productos y familias convivan y obtengan acceso a los recursos necesarios para superarse.

Según Fraga, siempre ha existido el espacio para que los niños jueguen y la música, pero ha habido algunos cambios de acuerdo con la necesidades de la comunidad. Por ejemplo, los pabellones de arte y para los colegios no existían.

Asimismo, sobre el escenario se ha invitado a más talento local para ofrecerles a estos artistas una tarima ante un público diverso.

Además, hace tres años se reintegró el concurso Señorita Fiesta del Sol, en el que jóvenes son entrenadas como portavoces del festival. Este año, María José Herrera fue coronada la reina del festival.

Desde 1997, el programa de becas de nombre ‘Fiesta del Sol Guadalupe A. Reyes’ ha otorgado más de $700,000 en becas a más de 500 estudiantes. Este año, 17 jóvenes recibirán $1,500 para ayudar a financiar sus estudios universitarios.

“Aunque la comunidad está cambiando, la mayoría de las personas que asisten son latinas”, dijo Fraga, quien destacó que desde hace 21 años no se vende cerveza ni cigarros dentro del festival.

Por ello, la comunidad católica de los Claretianos decidieron realizar la primera misa al aire libre dedicada a los jóvenes indocumentados ‘dreamers’ y a los 47,000 niños indocumentados que están detenidos en centros de detención.

“Fiesta del Sol se conecta con los valores que tenemos como iglesia. Ellos no venden alcohol ni cigarros y no aceptan patrocinios de ese tipo de negocios y es un festival de familia, fe y cultura que está ligado perfectamente con nuestros valores como iglesia.

Pero no importa de qué religión o nacionalidad seas, estamos invitándolos a que vengan como familia a compartir en nuestra cultura y rezar por los niños, porque es un crisis humanitaria, y el asunto de los Soñadores es uno de justicia social”, dijo a La Raza Elisabeth Román, portavoz de la Orden de los Claretianos en Chicago, quien estará presente el 3 de agosto a las 12 pm junto con 40 jóvenes ‘Dreamers’, líderes comunitarios, el senador Dick Durbin y la vicegobernadora Sheila Simmons para encabezar la procesión, que arrancará en la calle Laflin, esquina con la Cermak.

Más de 40 jóvenes soñadores caminarán junto con los líderes políticos deteniendo en una mano las banderas de los países de dónde provienen los inmigrantes que viven en Chicago y en la otra la bandera estadounidense.

Fiesta del Sol

31 de julio, 5-10 pm

1 y 2 de agosto, 11 am- 11 pm

3 de agosto, 11 am- 10 pm

1400 W. Cermak, entre la calle Morgan y la avenida Ashland

(312) 666-2663 / http://www.fiestadelsol.org

Entrada gratis