Bruce Rauner inicia mandato en Illinois y anuncia cambios y sacrificios

El primer gobernador republicano en más de una década dijo que el estado requiere cambios estructurales y se asignó un salario mensual de $1.

Guía de Regalos

Bruce Rauner inicia mandato en Illinois y anuncia cambios y sacrificios
Foto: Archivo

CHICAGO. – El republicano Bruce Rauner inició su mandato este lunes 12 de enero como el cuadragésimo segundo gobernador de Illinois, con la promesa de ‘transformar’ el estado que fue dominado por los demócratas en los últimos 12 años, y donde todavía controlan la Asamblea Legislativa.

Rauner, un exitoso empresario con una fortuna personal de más de 500 millones de dólares y novato en política, advirtió que Illinois se encuentra en el medio de una crisis financiera, producto de “décadas de mal gobierno”.

“El Gobierno gastó y se endeudó más de lo posible, se aventuró en programas que no puede pagar y el Estado dejó de ser competitivo”, expresó.

Sin ofrecer detalles, dijo que serán necesarias reformas estructurales inmediatas que “van a requerir el sacrificio de todos”.

“El camino fácil sería dejar los problemas para otro día”, señaló el nuevo gobernador, que prometió basar sus decisiones “en la próxima generación y no en la próxima elección”.

La primera acción ejecutiva anunciada por Rauner fue congelar los gastos no esenciales de todas las agencias gubernamentales. También dijo que dará el ejemplo al fijarse un salario de un dólar mensual, sin beneficios.

Según Rauner, además de los problemas financieros Illinois también enfrenta “una crisis moral y ética”, que exige terminar con el clientelismo y el amiguismo en el Gobierno.

Se estima que el Gobernador esperará hasta el 18 de febrero para presentar el Estado de Illinois ante la asamblea legislativa, y hablar sobre el déficit de presupuesto, los problemas de financiación del fondo de pensiones de los funcionarios y la negociación del nuevo contrato con el principal sindicato de empleados públicos.

Rauner, el primer gobernador republicano desde 2003 en Illinois, reconoció que va a necesitar apoyo bipartidista para avanzar su agenda, en particular de Michael Madigan, el político demócrata más poderoso del estado con 30 años en la presidencia del Senado estatal.

Durante la campaña, Madigan fue acusado por los republicanos de integrar un sistema “corrupto” que ha dominado la política desde Springfield, la capital estatal.

Junto a Rauner prestó juramento la vicegobernadora Evelyn Sanguinetti, una abogada de origen cubano-ecuatoriano que nació en Hialeah, ciudad aledaña a Miami, y fue concejal del gobierno municipal de Wheaton, un suburbio al oeste de Chicago.

“Evelyn, eres la mejor socia que puedo tener para transformar el gobierno de Illinois”, le dijo Rauner.

En declaraciones antes de asumir el cargo, Rauner se comprometió a mantener las iniciativas que han convertido a Illinois en un estado amistoso con los inmigrantes, y en particular dijo ser partidario de las licencias de conducir para indocumentados y de una reforma migratoria integral.

Sin embargo, en los cargos ejecutivos anunciados hasta el momento no figura ni un solo hispano, y se confirmó que el puertorriqueño Hiram Grau será sustituido en la dirección de la policía estatal por Leo Schmitz, excomandante policial de Chicago.