Festival de marionetas y títeres de Chicago finalizó con éxito

Festival internacional de marionetas y títeres cierra con éxito de público.
Festival de marionetas y títeres de Chicago finalizó con éxito
La titiritera Dawn Akelis mostrando uno de sus títeres a unos niños después de la presentación de la obra de marionetas y títeres "The Selfish Giant", basada en el cuento de Oscar Wilde.
Foto: Efe

Chicago.- El Primer Festival Internacional de Marionetas Teatrales y Títeres de Chicago finaliza tras más de 50 representaciones en teatros de toda la ciudad, las cuales demostraron la vigencia de un arte que apasiona a gente de todas las edades.

El público agotó las entradas durante los doce días del festival, que ofreció espectáculos preparados por elencos locales e internacionales y cuyos protagonistas fueron marionetas, títeres, figuras japonesas Bunraku, muñecos realizados con juguetes infantiles y siluetas que cobran vida con el uso de proyectores.

“Todos piensan en los niños cuando se habla de títeres y marionetas, pero este es un arte que va más allá de las aventuras y también incluye sátira, drama, humor negro y comedia dirigida a toda la familia”, declaró a Efe Blair Thomas, creador del festival.

Destacó que el 70% de las producciones presentadas en el festival fueron pensadas para mayores y permitieron descubrir la “intrigante relación” que existe entre los seres humanos y los muñecos, así como la manera en que “reflejan la vida contemporánea”.

“Quienes presencian una obra de este tipo en vivo pueden afirmar que nunca antes vieron algo igual, que no se puede comparar con lo que pueden ofrecer el cine, la televisión o internet”, resaltó Thomas, quien escribió en 2008 el musical “El gigante egoísta”, reestrenada en este festival por la compañía Chicago Children’s Theater.

La obra se basa en una historia clásica del escritor Oscar Wilde sobre un gigante que prohíbe que los niños jueguen en su jardín, y ante su ausencia, los árboles y flores dejan de crecer y el jardín es cubierto por un invierno eterno.

La coordinadora del Chicago Children’s Theater, Julia Ramírez, declaró a EFE que los adultos fueron mayoría entre el público, no solamente interesados en la historia sino también en el trabajo que realizan los titiriteros detrás de la escena.

“Cuando las personas ven un espectáculo no se imaginan todo el arte y trabajo que hay en el control de las marionetas”, expresó.

El arte de los titiriteros se habría originado hace unos 3.000 años, según se desprende de los descubrimientos de muñecos de arcilla y marfil en tumbas egipcias y que se habrían usado para interpretar dramas religiosos. También hay registros del uso de marionetas en la Antigua Grecia.

Edith Michmerhuizen dijo que llevó a sus hijos al festival para que conocieran otras expresiones “que les permitan acercarse y observar el trabajo de los actores y la música en vivo”.

A lo largo del festival también se realizaron simposios y talleres, auspiciados por la Universidad de Chicago y el Museo de Arte Contemporáneo.

Thomas recordó que en Estados Unidos solamente existió un festival de marionetas teatrales y títeres, organizado hasta el año 2000 en Nueva York por la Fundación Jim Henson, del creador de Los Muppets.

Confiesa que su meta es convertir a Chicago en el centro de esta actividad, “como ocurre en Europa, donde uno se tropieza con las marionetas por todos lados”, expresó.