Piden un alto a la brutalidad policiaca en Chicago

Cientos de personas marcharon para protestar contra los abusos de la policía en distintas ciudades de Estados Unidos, entre ellas Chicago

Guía de Regalos

Piden un alto a la brutalidad policiaca en Chicago
En Daley Plaza se congregaron manifestantes de todas las edades y etnias para pedir el cese a los abusos policiales en Chicago.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

A una sola voz y alzando las manos, los manifestantes repetían frente a los policías que controlaban la seguridad durante la protesta: “Manos arriba, ¡no disparen!”, frase que se ha hecho popular en movilizaciones en contra de la brutalidad policial a nivel nacional y en Chicago no fue la excepción. Esas fueron las últimas palabras del joven Michael Brown antes de ser acribillado por un policía en Ferguson, Missouri, en 2014-

El martes 14 de abril alrededor de 200 manifestantes se congregaron en Daley Plaza en el centro de Chicago para hacer sentir su voz de protesta frente al problema de abuso policial, como parte del movimiento #ShutDownA14.

Después del mitin los marchistas tomaron distintas arterias del centro de la Ciudad de los Vientos. Según reportes de la policía fueron detenidas cinco personas por bloquear el tráfico durante la protesta que duró más de dos horas.

Manifestaciones similares se dierom de manera simultánea en 28 ciudades de 18 estados de Estados Unidos para llamar la atención en contra la brutalidad policiaca y el alza de asesinatos en comunidades de color por parte de la policía, especialmente contra afroamericanos y latinos.

Entre otros de los alegatos está el que se enjuicie a los policías que han cometido los presuntos delitos, según los organizadores The Stop Mass Incarceration Network.

 Casos  nacionales y locales

Durante el mitin se mencionó como ejemplos de abuso policiaco los casos de Brown y también se evocó la memoria de Trayvon Martin, muerto en Florida por un vigilante civil.

Se trajó la atención del caso Laquan McDonald, un adolescente afroamericano al que un oficial de policía le disparó 16 veces en octubre pasado. Según reportes, este caso ha atraído la investigación del FBI, mientras que Chicago se prepara para pagar $5 millones a la familia de Laquan como compensación.

Carla González, de 45 años, dijo que se enteró de la protesta porque el anuncio de la manifestación se hizo viral con el ‘hashtag’ #ShutDownA14 en Twitter. Ella aprovechó que trabaja en el centro de Chicago para participar de la manifestación. “Protestamos por el abuso policiaco, asesinan a muchachos y su crimen queda impune, mientras  otros están encarcelados injustamente”.

Katherine Díaz que estuvo presente en la protesta con la familia dijo que no podían dar información al respecto porque el caso está en investigación.
Katherine Díaz  estuvo presente en la protesta por la muerte del joven Pedro Ríos a manos de policías de Chicago.

María Pérez vino a apoyar a Laura Ríos, porque “le mataron a su hijo los policías, nosotros conocimos al muchacho, somos amigos de la familia hemos venido para apoyarlos”.

Pedro Ríos Jr., murió el 4 de julio de 2014 a la edad de 14 años, a manos de agentes de la policía de Chicago.

Según reportes de prensa, la policía indicó que el adolescente llevaba un arma proporcionada por la familia y que en el momento en que Ríos se fue corriendo les apuntó con un revólver calibre 44 a los policías.

Sin embargo, la familia ha presentado una demanda federal contra el Departamento de Policía de Chicago alegando que el adolescente no representaba una amenaza para los efectivos del orden.

La Raza consultó sobre el caso de  Ríos, pero la tía del menor, Katherine Díaz, que estuvo presente en la protesta con la familia, dijo que no podían dar información al respecto porque el caso está en investigación.

———–

El caso de un migrante mexicano

El mexicano Antonio Zambrano, un trabajador agrario  que radicaba en Pasco, Washington, desde hace un década se encontraba lanzando piedras contra coches en una concurrida calle por lo que fue alertada la policía. Según la versión policial, Zambrano se negó a acatar las órdenes que los agentes le indicaron y lanzó piedras contra éstos, hiriendo a dos de ellos. El cónsul de México en Seattle Eduardo Baca dijo que los agentes de la policía de Pasco dispararon contra un hombre desarmado de origen mexicano y le causaron la muerte cometiendo “abuso de autoridad”. Este hecho ocurrió el 10 de febrero pasado.

No quedarse callados

Emily Ramirez asistió en la protesta contra la brutalidad policiaca.
Emily Ramirez asistió a la protesta contra la brutalidad policiaca.

Una joven salió de la escuela y también se unió a la protesta. Emily Ramírez dijo que hay casos de violencia policial contra hispanos pero que no salen a la luz porque “algunas personas desconocen sus derechos o tienen miedo de que descubran su estatus migratorio, pero no tenemos que tener miedo, ni quedarse callados, hay que hablar para que paren los abusos de la policía hacia las comunidades de minorías”.