Boricuas de Chicago piden que se rescate a Puerto Rico de su crisis financiera

Funcionarios electos y activistas puertorriqueños que residen en todo Estados Unidos viajarán a Orlando para exigir acción de Washington frente a la crisis de la Isla  
Boricuas de Chicago piden que se rescate a Puerto Rico de su crisis financiera
José López, cofundador del Centro Cultural Puertorriqueño junto a funcionarios electos y activistas afuera del Banco de Reserva Federal con sede en Chicago.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Legisladores federales y estatales y funcionarios electos de Chicago, así como líderes comunitarios y activistas puertorriqueños que radican en distintas partes de Estados Unidos, se reunirán en Orlando, Florida, el próximo 14 de octubre.

El representante federal Luis Gutiérrez hizo el anuncio en una convención anual de juristas en la Isla del Encanto, a mediados de septiembre.

Se reunirán en Orlando porque, según Gutiérrez, con 900,000 puertorriqueños que residen en Florida “hay una gran fuerza electoral que puede influir en las elecciones presidenciales y lograr cambios”, según un reporte del diario El Nuevo Día.

El historiador y activista José López, funcionarios electos y líderes comunitarios se plantaron en las afueras del Banco de la Reserva Federal en Chicago y desde allí destacaron, entre otras cosas, la importancia de ese viaje a Orlando.

“Vamos a convocar al liderazgo nacional puertorriqueño, funcionarios electos, congresistas de Estados Unidos, nos vamos a unir y vamos a presentar la cara de la diáspora a Estados Unidos para las elecciones de 2016 en el que el voto puertorriqueño puede ser decisivo en Florida, como lo fue en 2012”, mencionó en conferencia de prensa en días recientes López, cofundador del Centro Cultural Puertorriqueño.

López también dijo que ese encuentro en Orlando van a pedir al gobierno de Estados Unidos “que  asuma la responsabilidad y rescate de la crisis fiscal a Puerto Rico”.

Líderes comunitarios y funcionarios hicieron un llamado de acción para que la Reserva Federal refinancie la deuda de Puerto Rico, que asciende a $72,000 millones. Ellos insisten en que las comunidades de la Isla reciban la misma ayuda financiera que se ha concedido a bancos y grandes corporaciones.

Según analistas, hay tres aspectos que podrían ayudar a superar la crisis, por ejemplo que se incluya a Puerto Rico en la ley federal de quiebra, que se le apoye en la renegociación de su deuda y que se le excluya de la ley de cabotaje.

Pero, en el escenario actual, la Isla por su condición de Estado libre Asociado no puede acogerse a la ley de quiebra de Estados Unidos ni pedir ayuda al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional.

López explicó que la Corte Suprema de Estados Unidos estableció que “Puerto Rico pertenece a Estados Unidos pero no es parte de Estados Unidos, somos una posesión de Estados Unidos”. “Esa situación es la que verdaderamente nos lleva a esta actual crisis. Por ello, estamos pidiendo que el Banco de la Reserva, que es el Banco Nacional de Estados Unidos, rescate a Puerto Rico”.

En un editorial  de julio pasado titulado ‘Puerto Rico necesita alivio para su deuda’ el diario The New York Times mencionó lo dicho por el gobernador de Puerto Rico Alejandro García Padilla: “la deuda municipal de $72,000 millones es ‘impagable’…”.

Y es que para Saqib Bhatti, director de ‘ReFund America Project’ del Instituto Roosevelt, “Puerto Rico ha sido víctima de préstamos abusivos”.

Piden jubileo

En días recientes, el arzobispo de Puerto Rico Roberto González Nieves presentó una propuesta en Washington DC frente al Banco de la Reserva Nacional. En ella se indicó que “bajo la sección 14 (2) (b) de la Ley de la Reserva Federal, la Reserva Federal tiene la autoridad para comprar bonos nuevos emitidos por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico para la compra de la deuda pendiente del gobierno de hasta $47,000 millones”, se indicó en un comunicado.

El concejal Carlos Ramírez Rosa (D-35) apeló al concepto de ‘jubileo’ (concesión) para la liberación o refinanciación de la deuda. “Me uno a la comunidad puertorriqueña de la ciudad de Chicago y con el pueblo puertorriqueño para pedir un ‘jubileo’ para las deudas de la Isla de Puerto Rico. Es justo que los bancos que tienen tanto dinero den ‘jubileo’ a Isla porque la codicia no es justicia”.

Mientras que Sara Echevarría, del Sindicato de Maestros de Chicago, pidió al Congreso que “haga lo correcto y que rescate la situación económica de Puerto Rico”.

“Este llamado hecho por el arzobispo de Puerto Rico no es un llamado en términos de estatus de Puerto Rico sino es un llamado para que se tomen medidas inmediatas que pueden resolver el problema que encara la Isla y que no lo tengan que pagar los trabajadores puertorriqueños que ven como única alternativa abandonar Puerto Rico”, indicó López a La Raza.

No cumplió

El gobierno de la Isla no cumplió con el compromiso de abonar $58 millones  a sus acreedores -bono con vencimiento el pasado 1 de agosto – de su corporación financiera pública, ahondando la crisis financiera de Puerto Rico

 

Medidas tomadas

Recortes en pensiones, aumento de impuestos y reducción de gastos públicos son algunas de las medidas adoptadas que el gobierno de Alejandro García Padilla ha emprendido para equilibrar las cuentas desde que asumió su cargo en enero de 2013.

 

Boricuas en cifras

Hay alrededor de 5.2 millones de boricuas en Estados Unidos y en la Isla del Encanto, se calcula que habitan unos 3.6 millones de puertorriqueños, indicaron miembros del Centro Cultural Puertorriqueño.