Juez exige más pruebas de cómo club de adultos afecta a comunidad

El juez ordenó a los abogados de las Hermanas Misioneras de San Carlos Borromeo Scalabrini que sometan evidencias de cómo el Club Allure afecta a esa comunidad
Juez exige más pruebas de cómo club de adultos afecta a comunidad
Religiosas, vecinos de Stone Park y Melrose Park en una de las vigilias realizadas el año pasado, a las afueras del Club Allure.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Un juez de distrito de Illinois exigió pruebas más contundentes de cómo un club de adultos al lado de una misión católica en Stone Park está afectando a los residentes.

El juez Peter Flynn ordenó a los abogados de las Hermanas Misioneras de San Carlos Borromeo Scalabrini que sometan a la corte en un plazo de 45 días más pruebas de cómo el Club Allure, al lado de la misión de las religiosas, está afectando a esa comunidad situada al oeste de Chicago.

Durante la audiencia de este miércoles, que duró unas dos horas, los abogados de las misioneras alegaron que dicho club, abierto en 2013, causa ruido, peleas y deja desechos de basura y condones en las cercanías de la Misión de San Carlos Borromeo Scalabrini.

Sin embargo, el juez Flynn les indicó que necesitaban ser más detallados en sus argumentos sobre este establecimiento y aportar pruebas contundentes.

Al mismo tiempo descartó otros argumentos que alegaban que el club no había informado a los residentes de su construcción dentro del marco de 90 días para que los vecinos dieran su opinión.

De su parte, los abogados de Stone Park y del club de adultos alegaron que ellos siguieron la ley al pie de la letra y que han cumplido con todos los requisitos para poder establecer el negocio.

Daniel Lynch, un abogado de Stone Park, dijo después de la audiencia que están contentos con el resultado del juicio  en el cual el juez descartó varios retos al establecimiento.

“El club fue establecido legalmente, nos sentimos vindicados en corte”, anunció Lynch en rueda de prensa afuera de la corte.

El letrado agregó que la decisión del juez de desaprobar los argumentos que el club está violando los estatutos locales y estatales es “un completo repudio de los argumentos” de los abogados de las religiosas, argumentos que calificó, “están vacíos de datos”.

No obstante, el abogado de las misioneras, Scott Berthold, dijo que, “esto está lejos de haber terminado” y agregó que al regresar a corte en 45 días aun “puede haber un remedio”.

Pat Zito, una residente de Stone Park que asistió a la audiencia junto con las religiosas y varias otras personas hispanas, manifestó que el club para adultos es una irritación constante.

‘El Club Allure es una espina en nuestra comunidad, necesitamos quitarnos esta espina”, concluyó.