Aumenta salario mínimo a $10.50 la hora en Chicago

Autoridades municipales calculan que unos 270,000 trabajadores de la Ciudad de los Vientos se beneficiarán con este aumento salarial

Guía de Regalos

Aumenta salario mínimo a $10.50 la hora en Chicago
En junio de 2015, trabajadores de comida rápida en Chicago demandan un salario mínimo de $15 la hora.
Foto: Getty Images

El pasado 1 de julio se aumentó el salario mínimo de $10 a $10.50 centavos la hora a los trabajadores de Chicago como parte de una ordenanza municipal de 2014.

El salario mínimo de esta ciudad seguirá en aumento anualmente, de manera escalonada cada 1 julio y en los próximos tres años, a $11 la hora en 2017, $12 la hora en 2018 y $13 la hora en 2019.  De $5.45 centavos a $5.95 centavos es el aumento actual para los trabajadores de Chicago que ganan propinas.

“A partir del 1 de julio de este año, el aumento al salario mínimo es a $10.50 centavos la hora para los empleados que no reciben propina, para los que sí la reciben, el aumento  es a $5.95 centavos. La idea  de la propina es que ayude  a llegar a ese salario mínimo de $10.50 la hora. Si para cuando reporten todas las propinas no llegan  al nivel  salarial mínimo, el empleador será el responsable de asegurar que estén recibiendo ese nivel de salario mínimo”, indicó Adolfo Hernández, director de la Oficina de Enlaces Públicos de la Alcaldía de Chicago.

Según cálculos de la Alcaldía, el aumento salarial beneficiará a unos 270,000 empleados que trabajan en compañías en Chicago.

Debido a que la medida es parte de una ordenanza municipal, el aumento salarial a $10.50 la hora es para quienes trabajan en Chicago y no es aplicable para empleados que laboren en los  suburbios. En los suburbios el salario mínimo estatal es de $8.25 la hora.

En caso de que la compañía en la que labora en Chicago no le está pagando lo que estipula la ordenanza, el empleado podrá denunciarla al Municipio llamando al 311.

“Deben llamar y reportar un negocio en Chicago que no le esté pagando el salario mínimo. El año pasado tuvimos más de 300 casos de personas que reportaron no recibir el salario mínimo y eso son casos que actualmente se están investigando y otros ya están cerrados. Ese reporte se puede hacer sin dar información sobre su estatus migratorio, un amigo o una organización comunitaria puede hacer ese reporte también llamando al 311”, destacó Hernández en entrevista con La Raza.

Óscar Reséndiz, propietario del restaurante Nick’s Pit Stop #2 en Albany Park.
Óscar Reséndiz, propietario del restaurante Nick’s Pit Stop #2 en Albany Park.

“Me pongo en los zapatos del empleado”

Los esposos Claudia y Óscar Reséndiz son propietarios del restaurante Nick’s Pit Stop #2, en Albany Park desde hace seis años.

El mexicano Reséndiz dice que no es fácil mantener un negocio por años por lo costoso que están las cosas en el diario vivir: “Además de comprar todos los productos para abastecer el restaurante, hay que pagar gas, luz, renta y otros servicios, solo nos queda seguir adelante, hay que echarle ganas y trabajar duro”.

“Estoy de acuerdo con el aumento al salario mínimo, yo aparte de este  negocio tengo otro trabajo para ayudarme con los gastos, me pongo en los zapatos del empleado, soy consciente que el salario mínimo en realidad no alcanza”, comenta  Reséndiz a La Raza.

Benito Muralles trabaja en una bodega y gana $15 la hora, lo que con sacrificio cuenta le permite mandar dinero a su familia en Guatemala. “No me imagino cómo personas con familia pueden vivir con el salario mínimo actual, es demasiado poco con lo que cuesta todo en este país”, dice.

Benito Muralles trabaja en una bodega y gana $15 la hora.
Benito Muralles trabaja en una bodega y gana $15 la hora.

Sigue la lucha por $15 la hora 

Dora Peña es una de cientos empleados que son parte de ‘Lucha por $15’, una campaña que busca lograr un salario de $15 la hora y el derecho a sindicalizarse para los trabajadores de restaurantes de  comida rápida.

Peña trabaja en una franquicia de McDonald’s en Chicago desde hace más de 10 años por lo que sí se ha beneficiado con el aumento de $10.50 la hora. “Aunque no es suficiente, este aumento es un peldaño más en la lucha de lo que buscamos, queremos que se nos pague $15 la hora y sindicalizarnos”.

Adriana Álvarez, quien también labora para esa franquicia pero en Cícero, dijo que para los empleados del suburbio no aplica dicha ordenanza.

“Si bien el aumento al salario mínimo en Chicago es un paso adelante para los trabajadores de esa ciudad no es el final de la lucha. Queremos que aumenten los salarios de todos los trabajadores, incluso de los suburbios, no solamente de Chicago. Buscamos que nos aumenten lo justo que es $15 la hora y poder formar un sindicato”, comentó.

Taller de orientación

El Departamento de Asuntos Comerciales y Protección al Consumidor llevará a cabo un taller gratuito sobre todo lo que necesita saber sobre dicha ordenanza en el salón 805 de la Alcaldía de Chicago, 121 N. La Salle St, Chicago, el 10 de agosto, de 3 pm a 4:30 pm. Para inscripciones o mayor información llamar al (312) 744-2086.