El parche que podría acabar con el dolor de las inyecciones

La eliminación del dolor de la inyección es la cualidad menos importante
El parche que podría acabar con el dolor de las inyecciones

Si usted o sus hijos temen a las agujas a la hora de vacunas u otras inyecciones, hay noticias alentadoras.

El ingeniero biomédico Mark Kendall ha podido desarrollar un parche, llamado Nanopatch, que aplicaría las inmunizaciones en la piel sin dolor alguna. El Nanopatch es producto de la nanotecnología, y tiene un tamaño menor al de un sello postal.

El dispositivo fue concebido originalmente en 2004 cuando Kendall trabajaba para la Univesidad de Oxford. A partir de ahí comenzó a hacer pruebas en lugares del mundo con difícil acceso a vacunas o medicinas.

Más allá de eliminar el dolor, el Nanopatch tiene grandes ventajas sobre otros sistemas. Una es que no requiere refrigeración, lo que ayudaría a prevenir la muerte de miles en todo el mundo. El Nanopatch se puede llevar a lugares sin electricidad.

El Nanopatch. Vaxxas
El Nanopatch. Vaxxas

La otra característa importante es que al aplicarse directamente en la piel, el Nanopatch empuja las medicinas debajo de la piel en lugar de músculos, un sistema más efectivo. También es más seguro que las jeringas a la hora de lesiones de pacientes o de exposición a enfermedades a los trabajadores de salud.

El parche no se utiliza de manera oficial en ningún lugar del mundo, pero Vaxxas, la compañía de Kendall, sigue sumando inversionistas para expandir el desarrollo de la tecnología.

Las pruebas del Nanopatch se han hecho con la vacuna contra el polio. En Estados Unidos se busca probar con medicamentos que no sean vacunas para conocer su trabajo en el cuerpo como ocurre con otro tipo de parches.