Cómo desechar tus medicamentos vencidos

Los riesgos del uso indebido y el abuso aumentan con cada frasco de pastillas que guardes. Aquí te explicamos cómo desecharlos de forma segura
Sigue a La Raza en Facebook
Cómo desechar tus medicamentos vencidos

Probablemente no pienses mucho en los medicamentos sin usar que ocupan espacio en tu gabinete de medicamentos. Pero esas pastillas sobrantes están lejos de ser inofensivas. Tomarlas incorrecta o accidentalmente podría provocar que alguien terminara en la sala de emergencias o incluso podrían ser mortales. Son motivo de particular preocupación los analgésicos narcóticos sobrantes, como Oxycontin, Percocet y Vicodin.

Por ejemplo, de acuerdo con un estudio de 79 adultos publicado en la revista Drug and Alcohol Dependence en septiembre, más de la mitad de los medicamentos analgésicos narcóticos de recetas médicas que surten los pacientes después de una cirugía dental no se usan. Los autores del estudio observaron que con frecuencia los narcóticos que no se usan terminan en manos de amigos, familiares y de visitantes de la casa quienes los usan de forma indebida o abusan de ellos, contribuyendo así a la epidemia mortal de opioides.

Para reducir los daños potenciales de los opioides y otros medicamentos sobrantes, la Administración para el Control de Medicamentos (Drug Enforecement Administration, DEA) lleva a cabo el Día Nacional de Recuperación de Medicamentos en octubre.

En este evento que se lleva a cabo 2 veces al año, tú puedes entregar medicamentos que ya no necesites o que estén vencidos en los departamentos de policía, las estaciones de bomberos y otros lugares designados especialmente en tu comunidad para que los desechen correctamente. La entrega es gratis y anónima.

Para buscar el sitio de recolección de medicamentos que se encuentre cerca de ti, visita el sitio DEA.gov, haz clic en “Got Drugs” (Tengo medicamentos) y escribe tu código postal.

Si no puedes, hay muchas otras maneras para deshacerse de forma segura de los medicamentos no deseados o vencidos durante todo el año.

Devuelve tus pastillas a la farmacia

Muchas farmacias, hospitales, clínicas, programas de tratamiento con narcóticos y centros de atención de largo plazo recibirán los medicamentos sobrantes y vencidos en cualquier momento del año. Algunas ubicaciones también podrían ofrecerte los programas de envío de vuelta por correo.

Para encontrar un programa autorizado cerca de ti, ingresa a DisposeMyMeds.org o DEAdiversion.usdoj.gov y busca “drug disposal” (desecho de medicamentos). O bien, llama al Centro de llamadas de registro de la DEA al 800-882-9539.

Walgreens ha hecho que esto sea especialmente conveniente al implementar los quioscos de autoservicio más temprano este año. Los quioscos son gratis, anónimos y seguros: simplemente coloca los medicamentos no deseados y vencidos, incluyendo las sustancias controladas, en la ranura de arriba y te puedes retirar.

No hay necesidad de hablar con el personal de la farmacia para usar el quiosco, pero cualquiera que tenga una pregunta es más que bienvenido a hacerla”, indica el vocero de Walgreens, Phil Caruso. Precisamente esta semana, la compañía anunció que ha instalado 500 quioscos en 35 estados y en Washington, D.C., y desde el comienzo del programa, ha recolectado y desechado de forma segura más de 10 toneladas de medicamento.

Si tu farmacia local no acepta tus medicamentos y devolverlos en una ubicación autorizada no es una opción, puedes tirar la mayoría de las pastillas en la basura de tu casa (a excepción de los analgésicos narcóticos), siempre y cuando tomes algunas precauciones.

Primero, retira el medicamento de su recipiente original y mézclalo con una sustancia que haga que sea menos reconocible, como por ejemplo, granos de café ya usado, arena higiénica para gatos o aserrín. Luego coloca la mezcla en una bolsa plástica que se pueda sellar o en otro recipiente que no se filtre y ponlo en la basura. Como una precaución adicional, antes de desechar el frasco de la receta médica, retira la etiqueta por completo o raspa la información personal.

Toma precauciones con los analgésicos

Datos recientes sugieren que cuando se trata de solucionar el uso indebido accidental o intencional, hay mucho trabajo por hacer. En una encuesta de personas a las que les recetaron opioides recientemente, publicada en JAMA Internal Medicine en junio, el 60% de los encuestados reportó que guardaban los medicamentos para usarlos en el futuro. Casi la mitad dijeron que no sabían cómo almacenar o desechar correctamente los opioides.

Incluso algo que es aún más preocupante, 1 de cada 5 personas reportó que compartió un opioide con alguien más; en la mayoría de los casos, para ayudar a la persona a controlar el dolor, sin embargo, un pequeño porcentaje admitió compartir el medicamento con alguien para uso recreativo.

Los analgésicos con receta médica que sobran pueden ser fatales si los toma alguien en tu casa, incluso niños y mascotas y, por esa razón, no se deben tirar en la basura, indica la vocera de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), Lyndsay Meyer.

Por ejemplo, añade Meyer, “demasiado fentanilo puede causar graves problemas para respirar y podría provocar la muerte de bebés, niños, mascotas e incluso adultos, especialmente aquellos a los que no se les ha recetado el medicamento”.

La mejor forma de manipular los analgésicos narcóticos sobrantes, tales como el fentanilo (Duragesic y su genérico), hidrocodona (Vicodin y su genérico), meperidina (Demerol y su genérico), morfina, u oxicodona (Oxycontin, Percocet y su genérico), es llevarlos a la farmacia o a una ubicación autorizada para su recuperación.

Pero si no puedes llegar allí, los sobrantes de esas y otras sustancias controladas que se mencionan en el sitio web de la FDA se pueden dejar ir en el lavamanos o el inodoro, indica Meyer.

Meyer advirtió que a pesar de que la FDA y la Agencia de Protección Ambiental no quieren que los residuos de medicamentos pasen a los sistemas de agua, el riesgo de que alguien tome indebidamente los opioides supera la preocupación de que restos de medicamentos pudieran entrar al medio ambiente.

¿Qué sucede con las agujas?

La mayoría de los sitios de recolección no aceptarán inhaladores para el asma, agujas, jeringas de insulina ni ninguna otra jeringa, marihuana, termómetros de mercurio ni medicamentos que contengan yodo.

En algunas áreas, puedes poner los inhaladores para el asma en la basura o en recipientes de reciclaje, pero en otras municipalidades se consideran desechos peligrosos y no se pueden tirar en la basura regular. Verifica con tu compañía de saneamiento local, centro de reciclaje o departamento de salud para conocer las normas del lugar en donde vives.

Para obtener información sobre cómo desecharlos y los lugares de entrega de jeringas, agujas y otros artículos para inyectarse, por ejemplo EpiPens vencidos, consulta Safe Needle Disposal (Eliminación segura de agujas) o llama al 800-643-1643.

Cuando tengas duda sobre cómo desechar de forma segura algún medicamento o dispositivo médico, verifica con tu farmacéutico.

Nota del editor: La elaboración de este artículo y de los materiales relacionados es posible gracias al subsidio del programa Attorney General Consumer and Prescriber Education Grant del estado, que es financiado por el acuerdo multiestatal de reclamos de fraude de los consumidores en relación con la comercialización del medicamento de venta con receta Neurontin (gabapentina).

– Ginger Skinner