El límite de peticiones de visados H-1B se alcanza en cuatro días

La solicitud de este permiso coincide con un edurecimiento de la política migratoria en el país
El límite de peticiones de visados H-1B se alcanza en cuatro días
Los visados para trabajadores con capacidades especiales tienen un límite anual./Archivo

En los últimos años apenas se ha necesitado mucho más que una semana hábil para que los servicios de inmigración (USCIS) reciban solicitudes suficientes que permitan agotar el límite legal disponible de visados H-1B. Y este año no ha sido una excepción.

El plazo para pedir este visado, que usan los empleadores para contratar a extranjeros en empleos que requieren conocimientos especiales, se abrió el 3 de abril y el día 7 del mismo mes ya se llegó a las 65,000 disponibles para el año fiscal de 2018. También se llegó al límte de los 20,000 visados para personas que tienen un grado de masters o más elevado cursado en EEUU, el llamado master cap. Esta agencia ya no aceptará más peticiones y usará un sistema computarizado, conocido como lotería, para seleccionar las peticiones haste el límite.

El año pasado se recibieron 236,000 peticiones. El comunicado de USCIS no revela cuántas ha habido este año en el que la nueva Administración de Washington ha dejado bien claro que quiere endurecer la política concerniente a la inmigración.

Inmigración continuará aceptando solicitudes de este visado para los casos en los que no hay límite legal establecido por el Congreso como ampliar la cantidad de tiempo que un trabajador con un visado H-1B podría permanecer en EEUU, cambiar las condiciones empleo para actuales trabajadores con este visado, permitir a estos empleados cambiar de empresa o tener un segundo empleo para el que necesite este tipo de permiso.

La velocidad con la que se cubren los límites de estos visados sorprende cada vez menos porque según han denunciado empresarios y organizaciones empresariales, este es demasiado bajo. Muchas empresas, sobre todo en el ámbito de la tecnología tienen problemas para cubrir puestos que exigen determinadas o muy precisas capacidades que son difíciles de cubrir sin abrir las fronteras. Este año, además, está el temor añadido de que las restricciones inmigratorias pueden complicar el panorama de estos visados en el futuro.

En una rueda de prensa a principios de marzo, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que este programa de visados está bajo revisión. Hablando de las órdenes ejecutivas antiinmigratorias y antirefugiados que el Gobierno de Trump ha intentado poner en vigor sin éxito (han sido suspendidas por jueces) Spicer dijo hablando de las H-1B y los visados de esposos  entre otros “que hay un deseo natural de revisarlo comprensivamente”.

En enero, dos congresistas presentaron un proyecto de ley para restringir el uso de estos visados de los cuales no solo dependen muchos trabajos en Amazon, Google o Facebook, por citar grandes multinacionales de tecnología, sino también empresas de este sector de India.