“El Licenciado” Núñez: de jefe de seguridad de una cárcel a sucesor de “El Chapo” en el Cártel de Sinaloa

Las autoridades en México anunciaron el arresto de el capo que fue clave en la fuga de Joaquín Guzmán, y después se convirtió en uno de los principales líderes del Cártel de Sinaloa
Sigue a La Raza en Facebook
“El Licenciado” Núñez: de jefe de seguridad de una cárcel a sucesor de “El Chapo” en el Cártel de Sinaloa
Captura de sucesor del Chapo recrudecerá pugna en cártel de Sinaloa: expertos.

La Procuraduría General de la República (PGR) confirmó la detención en Ciudad de México de Dámaso López Núñez, “el Licenciado”, a quien se considera el sucesor de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

La captura se realizó la madrugada de este martes en la colonia Azures, un barrio de clase alta en Ciudad de México.

López Núñez fue subdirector de la cárcel de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, de donde en 2001 El Chapo escapó por primera vez.

La fuga se realizó con ayuda del Licenciado, quien después se convirtió en uno de los principales líderes del Cártel de Sinaloa.

Después que Guzmán Loera fue extraditado a Estados Unidos, López emprendió una batalla con los hijos del Guzmán Loera para controlar la organización.

De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), esta batalla es responsable del incremento de homicidios y violencia en el noroeste de México.

El Licenciado es originario de Sinaloa, pero desde hace varios días se encontraba en la capital del país.

Recientemente se divulgó una imagen del capo en un restaurante de comida del mar en la colonia Tabacalera, en el centro de Ciudad de México.

La detención fue realizada por militares y elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR.

El origen

Según especialistas, el Licenciado era uno de los hombres de más confianza de Guzmán Loera.

Una relación que surgió en los años 90, cuando el ahora detenido era el responsable de seguridad de la cárcel de Puente Grande.

En las investigaciones sobre la primera fuga del Chapo se estableció que López organizó una red al servicio del capo.

El grupo era conocido como Los Sinaloas y estaba formada por los mismos custodios de la prisión.

Fueron los responsables de proveer de comida, bebidas alcohólicas, grupos musicales y trabajadoras sexuales a Guzmán Loera y sus compañeros de celdas.

El Licenciado renunció a su cargo semanas antes de la primera fuga del narcotraficante, ocurrida el 19 de enero de 2001.

Los personajes se reunieron de nuevo en Sinaloa, adonde el capo se trasladó tras dejar la prisión.

A partir de ese momento, López Núñez empezó a ascender en el Cártel de Sinaloa y, según el gobierno de Estados Unidos, se convirtió en un eficiente exportador de cocaína a ese país.

En 2013, el Departamento del Tesoro lo incluyó en su lista de la Oficina pare el Control de Bienes Foráneos (OFAC, en inglés), donde se encuentran personas a quienes se les prohíbe realizar negocios.

Dámaso López “tiene un rol significativo en el tráfico internacional de narcóticos”, señaló la dependencia.

De hecho, la corte de Virginia le acusa de haber obtenido al menos US$280 millones con la venta de cocaína y otras drogas en ese estado.

Guerra interna

La confianza y apoyo de “El Chapo” son algunas razones del ascenso de López Núñez dentro del cártel.

Pero otra parte se debe a su forma de operar, una mezcla entre estrategia financiera y violencia, dicen especialistas como Ricardo Ravelo, autor de varios libros de narcotráfico como “Zetas, la franquicia criminal”.

Dentro del Cártel opera con el apoyo de su hijo Dámaso López Serrano, conocido como “El Mini Lic”.

“Tiene menos de 30 años de edad y ya se cree el jefe de jefes, tiene fama de ser muy violento”, le dice Ravelo a BBC Mundo.

Desde el año pasado los Dámaso disputaron a los hijos de Guzmán Loera el control de la organización de su padre.

Se trata de Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar, quienes cuentan con el respaldo de Ismael Zambada García, El Mayo, líder del Cartel de Sinaloa.

Para ganar la guerra, López Núñez y su hijo se aliaron con Alfredo Beltrán Guzmán, heredero del cartel de los hermanos Beltrán Leyva conocido como el Mochomito.

La disputa se realiza en el “Triángulo Dorado”, una región montañosa que comparten los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua.

Es una de las zonas con mayor producción de amapola y marihuana en México.

Pero en los últimos meses, según datos de la Sedena, la batalla interna se trasladó a la península de Baja California, especialmente el balneario de Los Cabos, uno de los más importantes del país.

Captura en paz

En las últimas semanas, el Licenciado estaba en la capital de México, según informes del gabinete de seguridad nacional.

De hecho, el periodista Carlos Loret de Mola publicó en el diario El Universal un video donde se ve a López Núñez en un restaurante del centro de la capital.

El capo come con tranquilidad e incluso en las imágenes no aparecen sus guardaespaldas.

El sitio donde fue capturado es un edificio de departamentos de lujo cercano a una de las zonas comerciales más exclusiva del país, el barrio de Polanco.

La captura fue pacífica, sin realizar disparo alguno.

Según especialistas es una muestra de que las autoridades ya tenían ubicado a quien era el sucesor del Chapo.