Arte, poder, activismo y negocio de creativas madres latinas

Colectivo Mariposas busca empoderar a las mujeres de Chicago a través del arte hecho a mano en su comunidad

Las hermanas Hilda y Maribel Burgos en el mercadito artesanal en la Catrina Café del barrio de Pilsen. (Belhύ Sanabria / La Raza)
Las hermanas Hilda y Maribel Burgos en el mercadito artesanal en la Catrina Café del barrio de Pilsen. (Belhύ Sanabria / La Raza)
Foto: Belhύ Sanabria / La Raza

Estas mujeres emprendedoras muestran su arte hecho a mano en mercados artesanales: cada pieza es única y cuidadosamente trabajada antes de ponerse a la venta a compradores locales.

Ellas son parte del Colectivo Mariposas, cuyo propósito es empoderar a la mujer por medio del arte. “Les propuse a una de mis amigas y a mi hermana Hilda Burgos tener nuestro colectivo para tratar de vender nuestras propias cosas y al mismo tiempo empoderar a otras mujeres”, dijo Maribel Burgos, quien fundó el colectivo en septiembre de 2015.

En el mercado artesanal se venden distintos tipos de productos y piezas únicas que son hechas en su mayoría por mujeres que son madres. Trabajan en joyería, manualidades, productos naturales, pinturas, reciclaje, por mencionar algunos.

Según sus miembros, su colectivo se llama Mariposas y para que la oruga se convierta mariposa tiene que sufrir una metamorfosis. Dicho colectivo también combina el arte con el activismo.

Burgos dice que hay muchas personas que tienen talento para el arte ylas  manualidades, pero que las hacen para sí mismas, sobre todo las mujeres y amas de casa. “Muchas mujeres tejen, hacen joyería, pero lo hacen como un pasatiempo y aunque quisieran hacerlo como una manera de tener una ganancia no se atreven porque piensan que es algo imposible”, explicó Maribel quien utiliza piel para elaborar pulseras, aretes y otras joyas.

“Difícil competir con sus precios”

Pero también hay retos que enfrentan las artesanas que hacen sus trabajos a mano. “Hay mucha gente que aprecia lo hecho a mano porque valora mucho el trabajo del artesano, pero hay quienes prefieren lo barato, lo ‘Made in China’, porque es mucho más barato, es difícil competir con sus precios”, hizo hincapié Burgos a La Raza.

El colectivo se inició con seis integrantes, pero debido a otras responsabilidades en este último año lo han conformado Maribel e Hilda Burgos y Yendi González, ésta última ya ha creado su propia línea de producto.

El hermano de Yendi González murió al ser atropellado por un conductor que texteaba mientras manejaba, esto le originó sentimientos encontrados. “Todo empezó por la muerte de mi hermano, todas las emociones, sentimientos, lo plasmé en mi arte, todo el coraje, toda la tristeza…”, dijo.

Maribel contó que Yendi creó su propia línea de producto. “Ya me salí del colectivo como mariposa, volé, ya tengo mi propio espacio”, dijo. Y agregó: “Yendi está ahorita en el proceso que ella está despegando, está haciendo su línea y está haciendo sus cosas y al mismo tiempo estamos viendo la manera de tener más integrantes y que más gente se involucre”.

González comenzó con el colectivo desde hace más de un año y medio y empezó reciclando corcholatas para trabajar su joyería artesanal y materiales reciclables. “Estoy tratando de hacer un negocio, salir adelante por mí misma, no puedo descuidar a mis hijos. Quiero tratar de ver otros espacios fuera de Pilsen para seguir empoderando a más mujeres”, mencionó.

Rosalía Gaspar hace productos naturales usando aceites esenciales y cristales. Elabora sales para el baño, perfumes para el cuerpo, jabones y exfoliantes. “El enfoque de mi producto es poder sanar con productos naturales hechos por mamá tierra”, señaló Gaspar, quien tiene certificación en energía Reiki -técnica energética que permite activar los procesos curativos naturales del cuerpo- y está en proceso de certificarse en aromaterapia.

“Por esa gente que aprecia lo hecho a mano es que nos inspiramos y lo seguimos haciendo”, puntualizó Maribel Burgos.

Conozca a las Mariposas

El Colectivo Mariposas tiene planeado realizar un mercadito artesanal en la Catrina Café en 1011 W 18th St, en el barrio de Pilsen, el próximo 5 de mayo, a partir de las 3 pm.