El verdadero café frío

Porque no se trata de hecharle hielo a tu taza regular
El verdadero café frío
La extracción se realiza con agua fría o a temperatura ambiente, lo que sorprendentemente resulta en una taza muy distinta./Reforma

Aunque no es un método nuevo, el cold brew parece ser el capricho de moda de todos durante el verano. No se trata de un espresso al que se le agrega hielo entero o frappeado, como al que -hasta hace poco- los asiduos a la cafeína estaban acostumbrados.

Su preparación va mucho más allá: la extracción se realiza con agua fría o a temperatura ambiente, lo que sorprendentemente resulta en una taza muy distinta.

“Con el agua fría obtienes menor cantidad de ácidos y amargos. El cold brew es una bebida amigable para la gente que quiere acercarse por primera vez al café.
“Puede hacerse por goteo, con una torre grande y hielos arriba, o por inmersión, al sumergir el café molido en agua”, explica Arturo Hernández,  experto en el tema.

Menor acidez, sabores dulces y notas afrutadas son algunos de los atributos que este método resalta en el café. Pero toda recompensa tiene su precio y en este caso es tiempo.

La extracción requiere de paciencia y mucha. Starbucks, por ejemplo, ofrece un cold brew con 20 horas de infusión.

No existe una fórmula exacta, cada barista experimenta y determina cuántas horas se requieren para resaltar las mejores cualidades del aromático. Lo único seguro es que no serán menos de ocho.

¿Qué café uso?

Según explica Guillermo Reffreger, coffee ambassador de Starbucks, la cadena diseñó una mezcla especial para su cold brew. La ganadora entre 65 combinaciones fue Nariño 70, compuesta mayoritariamente por granos de esa región al suroeste de Colombia y algunos otros africanos.

Para hacerlo en casa, la elección será siempre cuestión de gustos. Arturo Hernández sugiere a quienes prefieren los sabores afrutados, decantarse por cafés naturales o semilavados. Para los que buscan notas florales o herbales, recomienda cafés lavados.

Una de las ventajas que ambos expertos resaltan de esta extracción es su versatilidad. En estos días de calor, Reffreger sugiere probarlo en su versión vainilla cream cold brew. Hernández recomienda experimentar agregando leche o chocolate, hielo, jarabes y hasta agua mineral.

En casa

  • Una extracción en frío requiere más café: contempla 20 gramos por taza.
  • Para facilitar el proceso, el molido del grano debe ser grueso.
  • Pon el café molido en un papel filtro. Anuda, deposita en agua fría y refrigera.
  • Puedes hacerlo en prensa francesa. Agrega el café en agua fría, refrigera y filtra con el pistón.
  • Prueba distintos tiempos de extracción, desde 9 hasta 24 horas, para buscar tu taza ideal.