Hombre de New Jersey se grabó mientras abusaba de una familiar menor de edad

Félix Restitullo escondía, además, cientos de imágenes y vídeos de abusos sexuales infantiles en su habitación

Guía de Regalos

Hombre de New Jersey se grabó mientras abusaba de una familiar menor de edad
El caso ocurrió en New Jersey.

A ojos del mundo, Félix Restitullo era un hombre aparentemente normal que, a sus 41 años, vivía en Jersey City, New Jersey, junto a su madre, quien también ejercía como tutora legal y cuidadora de varios jóvenes.

Sin embargo, la verdadera naturaleza del estadounidense salió a la luz el 13 de marzo de 2014 después de que una de las menores que vivían con él denunciara ante las autoridades que había sido agredida sexualmente por Restitullo, con quien, además, mantenía un vínculo familiar.

La víctima aseguró, además, que el acusado había utilizado una cámara para grabar el abuso y tomar varias imágenes de ella desnuda, lo que llevó a la policía a arrestar de inmediato al ciudadano de New Jersey por agredir sexualmente a una menor de edad y por producir material pornográfico.

Tras la detención de Restitullo, la policía registró, a petición de la Oficina del Fiscal del Condado de Hudson, la habitación en la que dormía el acusado, y fue ahí donde los agentes encontraron, además de una cámara de fotos y varios aparatos electrónicos, un dispositivo de memoria que contenía más de 3,000 imágenes y cerca de 400 vídeos de abusos sexuales infantiles.

En base a las pruebas encontradas por la policía, un tribunal federal del condado declaró culpable el pasado martes, 23 de mayo, a Restitullo por abusar sexualmente de una integrante de su familia menor de edad y por fotografiar y grabar el acto explícito.

Pese a que la sentencia está prevista para el 20 de junio, todo indica que Restitullo, teniendo en cuenta sus antecedentes por posesión de pornografía infantil, podría enfrentarse a una condena de entre 25 y 50 años de cárcel y a una multa de $250,000.

La Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional anima a todos los ciudadanos a denunciar posibles casos de “depredadores sexuales” a través de su línea directa gratuita (1-866-DHS-2-ICE) o mediante los formularios que pueden encontrarse en la página web.