La curiosa cárcel en Atlanta de donde los presos se escapan… y regresan

Que los presos quieran escapar de la cárcel no es nada nuevo. ¿Pero que regresen después de escapar?
Sigue a La Raza en Facebook
La curiosa cárcel en Atlanta de donde los presos se escapan… y regresan
Penitenciaría en Atlanta.

Al parecer, que lo reclusos se fuguen de la cárcel y luego regresen a sus celdas es lo que ha estado sucediendo durante años en una instalación federal en Atlanta.

En enero de 2013, el Departamento de Policía de Atlanta (APD por sus siglas en inglés) comenzó a investigar a los presos que “escapaban temporalmente” de la penitenciaría estadounidense de mediana seguridad de la ciudad, según documentos judiciales presentados en lo que parece ser la última fuga conocida. Los policías creen que los presos escaparon a través de agujeros cortados en la cerca de la prisión.

Los oficiales primero notaron un coche estacionado cerca de la línea de la cerca de la prisión. La gente dentro llevaba máscaras de esquí y monos. Cuando los policías se acercaron, los sospechosos subieron a la valla y volvieron a la cárcel, según muestran los archivos de la corte.

Dentro del automóvil, los policías encontraron alcohol embotellado, 24 teléfonos celulares y dos pistolas cargadas, según los investigadores.

Desde entonces, APD ha vigilado frecuentemente el área. A finales del año pasado, los oficiales descubrieron dos agujeros del tamaño de una persona en la cerca, según los registros de la corte. Cerca había una bolsa de lavandería con ropa, guantes, un reproductor de MP3 y varias bolsas de basura.

Un mes más tarde, instalaron cámaras de vigilancia  a lo largo de la cerca de la prisión, y durante las tres semanas siguientes, los policías observaron cómo los presos escaparon para recuperar bolsos grandes de contrabando. Entonces el 3 de febrero, la suerte de un recluso se acabó.

Justin B. Stinson supuestamente escapó por la valla y agarró una gran bolsa llena de contrabando. Mientras trataba de regresar a la penitenciaría, agentes del FBI lo arrestaron, según documentos judiciales.

El FBI encontró durante el registro a Stinson  un teléfono celular, un par de tijeras, dos botellas de 1,75 litros de tequila de José Cuervo, dos cajas de cigarrillos de Newport, cuatro cajas de Black & Mild Cigars y algo de comida.

Esta Penitenciaría de EEUU en Atlanta es un complejo situado cerca del Zoo y el centro de la ciudad. Es una prisión para presos federales con seguridad entre mediana y mínima y los vecinos cuentan que desde hace años, los prisioneros salen fácilmente a comprar licores y cigarrillos y regresan a la prisión por la noche.

Ahora se está haciendo pública una reciente erupción de fugas y retornos, que incluye la detención de un reo y de su novia, que según los documentos judiciales,   escapó para “hacer el amor” con su novia y es además el sospechoso de ofrecer una especie de Uber para los presos: un servicio privado de recogida y entrega de presos que deseen salir  visitar restaurantes, hoteles y mercados cercanos.

La oficina del fiscal federal en Atlanta, el FBI y la Oficina de Prisiones continúan la investigación de las prácticas de esta curiosa cárcel.