Juez ordena trasladar al bebé Charlie Gard a sitio para enfermos terminales donde morirá tras ser desconectado

El bebé de 11 meses nacido en Reino Unido padece una enfermedad genética que le impide valerse por sí mismo. Durante meses, sus padres se enfrentaron a los médicos y no llegaron a un acuerdo sobre los tratamiento que su hijo debía recibir
Juez ordena trasladar al bebé Charlie Gard a sitio para enfermos terminales donde morirá tras ser desconectado
Los padres de Charlie sostuvieron una batalla legal para tratarlo en EEUU.

Un juez de Reino Unido dio este jueves la orden de que el bebé Charlie Gard sea trasladado del hospital a un hospicio donde se le retirará la respiración artificial e “inevitablemente” morirá en poco tiempo.

La decisión fue adoptada luego de que se venciera el plazo para que el hospital y los padres de Charlie llegaran a un acuerdo sobre el tratamiento que éste debía recibir.

La resolución del juez va en contra de los deseos de los padres, Connie Yates y Chris Gard, que habían pedido que se le mantuviera con vida artificialmente varios días más en el centro de cuidados paliativos para poder despedirse del niño.

Charlie, de 11 meses, padece síndrome de depleción del ADN mitocondrial, una enfermedad genética que impide que su cuerpo dé energía a los músculos y le causó un daño cerebral considerado irreversible.

El bebé no puede ver, ni oír, ni moverse, ni tragar por su cuenta, y depende de la respiración asistida para seguir con vida.

El juez no especificó los detalles acerca de cuándo se trasladará a Charlie.

Durante meses, los padres de Charlie, sostuvieron una disputa con el hospital infantil londinense Great Ormond Street (GOSH), donde el pequeño está internado desde octubre.

Los padres querían que su hijo fuera sometido a un tratamiento experimental en Estados Unidos, pero los médicos que tratan a Charlie no lo consideraron conveniente.

Luego, intentaron que su hijo fuera tratado por un equipo de médicos en un lugar distinto al hospital, para así poder pasar más tiempo con él.

La discusión, que involucra aspectos legales, éticos y médicos, captó la atención internacional.