Test Drive Jeep Grand Cherokee Trackhawk no hay nada igual

El Test Drive Jeep Grand Cherokee Trackhawk nos permitió comprobar que se trata efectivamente del SUV todo terreno más potente y rápido del mundo, gracias a su motor con 707 caballos de fuerza. Teníamos muchas preguntas antes de manejar la más…
Sigue a La Raza en Facebook

Test Drive Jeep Grand Cherokee Trackhawk

El Test Drive Jeep Grand Cherokee Trackhawk nos permitió comprobar que se trata efectivamente del SUV todo terreno más potente y rápido del mundo, gracias a su motor con 707 caballos de fuerza.

Teníamos muchas preguntas antes de manejar la más reciente versión de la familia Jeep, porque pensábamos que sólo se trataba de la adaptación del motor supercargado V8 de 6.2 litros con 707 hp y 645 libras-pie de torsión que impulsa al Dodge Challenger Hellcat y Dodge Charger Hellcat.

Esa habría sido la solución simple para que Jeep pudiera reclamar el título del SUV más potente y rápido del mundo, pero sus ingenieros hicieron un trabajo profundo para adaptar todos los elementos de la suspensión, la dirección, aerodinámica, transmisión y la experiencia de manejo general para un vehículo que, a pesar de su enorme potencia, sigue siendo apto para toda la familia.

Prácticamente todos los elementos de diseño exterior e interior fueron rediseñados en beneficio de lo que se requiere para la función de un auto de altas prestaciones deportivas.

Para empezar, Jeep Grand Cherokee Trackhawk es una pulgada (2.54 cm) más baja que el resto de los modelos de la familia, lo que le da un centro de gravedad más apropiado para el control de manejo, sobre todo en las curvas.

La tapa del motor, que cuenta con dos entradas de aire, y la parrilla, donde se eliminaron los faros de niebla para reemplazarlos por módulos de enfriamiento que optimizan el flujo de aire hacia el motor, son fundamentales para mejorar la aerodinámica, sin poner en riesgo el equilibrio del vehículo.

Test Drive Jeep Grand Cherokee Trackhawk 2018, potencia máxima

Test Drive Jeep Grand Cherokee Trackhawk

El motor HEMI V8 supercargado está acoplado a la transmisión automática TorqueFlite de ocho velocidades de serie, que responde de forma inmediata a las necesidades del camino sin perder el flujo de poder en ningún momento.

El Test Drive Jeep Grand Cherokee Trackhawk lo realizamos en las calles y carreteras alrededor de Portland, Maine y en la pista del nuevo Club Motorsports, que cuenta con 15 curvas, 2.5 millas de extensión y más de 250 piles de cambios de elevación, lo que resultó ideal para probar la increíble potencia y buen manejo de este nuevo Jeep.

El Sistema Selec-Track, que utiliza un software de alto rendimiento para configurar previamente y distinguir las cinco modalidades dinámicas, ofrece cinco modos de manejo: Automático, Sport (deportivo), Track (pista), Snow (nieve) y Tow (remolque), lo que permite al conductor elegir el tipo de configuración que más se adapte a sus necesidades y a las condiciones del entorno.

Además cuenta con el sistema Launch Control (Control de Arranque) como parte del equipo estándar, que optimiza el rendimiento de la Grand Cherokee Trackhawk mediante la coordinación del motor, la transmisión y la suspensión para conseguir un arranque perfecto y una aceleración consistente en línea recta, para lograr el 0 a 60 millas por hora en solo 3.5 segundos.

Con estas cifras, Jeep Grand Cherokee Trackhawk es más rápido que súper deportivos como el propio Dodge Challenger Hellcat (2015): 3,6 segundos, el Lexus LFA (2011): 3,6 segundos, el Porsche 911 GT3 (2010): 3,7 segundos, el Mitsubishi Lancer Evo X FQ-400: 3,7 segundos, el Aston Martin DB11 (2017): 3,7 segundos, el Lamborghini Gallardo (2003): 4,0 segundos y el BMW M2 (2016): 4,0 segundos.

Además, hace el cuarto de milla en 11.6 segundos a 116 millas por hora y alcanza velocidad máxima de 180 mph.

Todo ese poder se controla con una capacidad de frenada de 60 a 0 mph en solo 114 pies y una capacidad de 0.88g en superficies resbalosas, gracias al sistema de frenos Brembo, diseñados específicamente para este modelo.

Y como se trata de un Jeep, no podía faltar el sistema de tracción en las cuatro ruedas Jeep Quadra-Track, que incluye un control electrónico de estabilidad trasero y una caja de transferencia activa.

Por si todo eso no fuera suficiente, tiene capacidad de remolque de 7,200 libras.

Test Drive Jeep Grand Cherokee Trackhawk, no hay nada igual

¿Jeep Grand Cherokee Trackhawk, me lo compro?

Test Drive Jeep Grand Cherokee Trackhawk, no hay nada igual

Con un precio base (Manufacturer´s Suggested Retail Price, MSRP) de solo $85,900 (más $1,095 del cargo de distribución y entrega), Jeep Grand Cherokee Trackhawk, simplemente no tiene competencia.

No existe otro modelo comparable en cuanto a potencia, desempeño y velocidad en el mercado de SUV de producción general.

Por ejemplo, Porsche Cayenne Turbo S, que “solo” genera 570 caballos de fuerza, tiene un rango de precios de entre $117,550 y $160,650. Este último es casi el doble de Trackhawk, con 137 caballos de fuerza menos.

El modelo del Test Drive en New Hampshire era el más equipado de todos, con la opción de incorporar el techo panorámico de doble panel, neumáticos para tres temporadas, rines ligeros de aluminio de 20 x 10 pulgadas (50.8 x 25.4 cm) en color Low Gloss Black y un paquete interior completamente forrado en cuero en color Black o Black/Dark Ruby Red.

También tenía el sistema de audio Harman Kardon de alto rendimiento con 19 altavoces, un centro de entretenimiento con doble pantalla y Blu-ray en los asientos traseros, paquete de remolque y cinturones de seguridad en Dark Ruby Red, con lo que el precio total apenas superó los $100,000.

Claro que se trata de una cifra muy respetable, pero la relación valor-precio, es altamente favorable para este SUV.

El Jeep Grand Cherokee Trackhawk 2018, que se fabrica en la planta Jefferson North de Detroit, llegará a los concesionarios Jeep en el cuarto trimestre del 2017, pero ya se pueden hacer los pedidos, por si te animas.

Precio Jeep Grand Cherokee Trackhawk 2018