Esta es la foto de bodas más escandalosa que jamás hayas visto

Y lo más curioso es que la mamá de uno de los novios fue la que tuvo la "picante" idea
Esta es la foto de bodas más escandalosa que jamás hayas visto
Los novios decidieron darle un toque "hot" a su sesión de fotos de boda.

Uno de los días más importantes para cualquier persona será el día que dio el “sí, acepto” definitivo a su pareja.

Son muchas las cosas que harán recordar ese día tan especial, siendo un elemento importantísimo de este la sesión de fotos protagonizada por los novios, antes, durante y después de la boda.

Generalmente, los fotógrafos y los novios eligen escenarios naturales o sitios especiales para realizar esta sesión; sin embargo, en las últimas horas, la idea que tuvo una pareja de Holanda, en comparsa con el fotógrafo Michel Klooster le está dando la vuelta al mundo… y no precisamente por ser romántica.

Resulta ser que siguiendo la sugerencia de la madre de uno de los contrayentes, decidieron hacer una sesión postboda un tanto “picante”.

Klooster y los novios se trasladaron a un bosque un tanto alejado de la ciudad, se internaron en este para hacer unas fotografías altamente sexuales. En ellas, se ve a la chica, aún con su vestido blanco, el cual simboliza la pureza, rompiendo con toda regla, ya que se encuentra arrodillada frente al que se convirtió en su marido, quien tiene los pantalones abajo, tomándole las piernas, en una clara posición de práctica de sexo oral.

“Algunos recién casados no pueden esperar. Afortunadamente, ellos ya habían intercambiado sus votos y estaban oficialmente casados”, publicó el fotógrafo en su página de Facebook, junto con la osada imagen.

Esta foto se convirtió en todo un fenómeno viral en Holanda y en varias partes del mundo, lo cual provocó que el fotógrafo recibiera todo tipo de comentarios, algunos un tanto ofensivos, por lo que salió en su defensa asegurando que otras parejas ya le habían solicitado sesiones similares a esta y que incluso, en muchas ocasiones, ha tenido que negarse a hacerlas, ya que resultaban ser altamente pornográficas.

“Quien crea que esto es ofensivo, aún vive en el año 1996, de acuerdo con mi opinión”, argumentó Klooster.