Los huracanes pasan factura al empleo de septiembre

Se perdieron 33,000 puestos de trabajo pero la tasa de desempleo bajó al 4.2%
Los huracanes pasan factura al empleo de septiembre
La tasa de desempleo bajó un punto entre los hispanos.

Como era previsible, los huracanes que han asolado zonas de Texas y Florida se han hecho notar en unas cifras de empleo atípicas que más que reflejar una tendencia apuntan el efecto del parón económico en amplias zonas del país.

El mes de septiembre se perdieron 33,000 puestos de trabajo según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS). Es la primera vez que no se crea empleo desde septiembre de 2010 y la caída está liderada por un fuerte descenso de la contratación en el sector de los servicio de restaurantes y bares. Además, el comunicado del BLS hace notar un “crecimiento por debajo de la tendencia en otras industrias que probablemente reflejen el impacto de los huracanes Irma y Harvey”, especialmente en ventas al por menor y manufacturas.

El impacto del huracán María y la profunda devastación en Puerto Rico no tiene reflejo en las cifras porque el informe del BLS no suma ni resta la evolución del empleo ni en esta isla ni en las Islas Vírgenes.

Los analistas contaban con un tropiezo en una tendencia continuada al alza desde hace años pero aún esperaban un crecimiento de las plantillas que rondara los 80,000 puestos de trabajo. El informe de creación de empleo se hace con un informe de empleadores sobre las personas a las que pagan hasta determinado día del mes. Muchas de las personas que no pudieron trabajar durante este periodo volverán a hacerlo y como ha ocurrido tras otros desastres naturales similares, se espera un crecimiento del empleo que responda a las necesidades de las tareas de reconstrucción.

Los analistas no están preocupados por que haya una debilidad económica tras estos números que se consideran extraordinarios por condiciones extraordinarias también. En cualquier caso, Economistas como Michael Hicks, del Center for Business and Economid Research en Ball State, tras recordar que estos números no son el comienzo de un cambio en la tendencia de crecimiento, si que explica que, como es de esperar, se está ralentizando algo la creación de empleo. En la revisión de los dos últimos meses se han contabilizado 38,000 puestos menos de los que se identificaron previamente.

Pese a estas cifras negativas, y la tasa de desempleo mantuvo su camino a la baja para quedar en el 4.2% la más baja desde principios de 2001. Esta tasa se calcula contando con el empleo de la persona acuda o no esta a trabajar y sea remunerada o no por la ausencia. La tasa de desempleo entre los latinos quedó en el 5.1%.

En el lado de las buenas y esperadas noticias es que los ingresos crecieron a un ritmo anual  del 2.9 % casi 0.4% más que la media de los últimos meses. Empieza a haber algo de presión en los salarios y se está haciendo notar en algunos sectores de bajos salarios como el comercio. Este año, además de la mejora de los salarios mínimos en muchos estados y ciudades algunas empresas han anunciado aumentos de compensaciones y de hecho este mismo mes de octubre va a empezar a pagar a nivel nacional $11 la hora y tiene como objetivo los $15.