Cuando no se hacen buenas cuentas, el amor sufre

La planificación financiera de pareja debe tratarse como un negocio
Cuando no se hacen buenas cuentas, el amor sufre
Confianza financiera y comunicación sobre ella son clave para las parejas./Shutterstock
Foto: Shutterstock

“El matrimonio es una institución de dos personas que están juntas por una causa común. Seguramente te puedes dar cuenta que esta definición también aplica para el concepto de negocio“.

Esto es algo que dice la chilena Carolina Montibelli y puntualiza aclarando que comparar a la pareja con una sociedad mercantil es romántico porque en su experiencia, cuando hay disputas financieras y el dinero se va por la ventana, “el amor también se va”.

Montibelli, presidenta de la asesoría financiera EnVía Financial, explica que las relaciones de pareja — casada o no– son complicadas y cuando se habla de dinero lo mejor es dejar de lado las emociones y pensar en la unión como una sociedad. La meta no solo es la estabilidad financiera sino también la de la vida en común porque su experiencia tratando con familias le indica que la mayor parte de los problemas entre dos personas que se aman empieza con dificultades de dinero.

Y no necesariamente porque los ingresos sean bajos sino porque no se sabe o no se quiere planificar, no hay una buena comunicación o acuerdo de cómo gestionar el dinero y se es infiel en temas financieros. “Con el salario que se tenga hay que planificar. En mi experiencia, quienes tienen ingresos bajos se organizan con mejor voluntad”, explica esta experta que acaba de publicar “Un regalo de amor financiero“.

En este libro, que contiene formularios que ayudan a organizar presupuestos y establecer metas  financieras, se analizan los tipos de parejas en las que hay ahorradores y derrochadores,  y se enfatiza la importancia de la comunicación entre las dos partes. “Yo no veo mal que la pareja tenga cuentas separadas pero hay que hablarlo. Hay necesidades individuales y pueden necesitarse estas cuentas pero es importante que se sepa”, explica.

Montibelli considera que de la gestión del dinero hay que hablar cuanto antes en una relación, “sobre todo porque mucha gente en EE UU viene de distintas culturas con distintos, sueños y prioridades y es importante que se comenten”. Y que se quieran compartir tanto en el matrimonio como a nivel personal porque si no se es feliz o se avanza hacia el éxito que uno se fije de forma individual es difícil tener una relación de pareja feliz, explica esta experta financiera.

Carolina Montibelli, autora de “Un regalo de amor financiero”./Cortesía

Las mujeres, trabajen en casa o fuera de ella, no tienen que tener un papel pasivo en en las decisiones financieras, dice con decisión esta autora que defiende que en una pareja hay que trabajar en equipo y en muchas ocasiones ellas saben más de las finanzas del hogar. “Son una voz importante y tienen que dejarse notar”, explica Montibelli que lamenta que muchas veces son las mujeres las que no se incluyen “y deben cambiar de mentalidad para dar más posibilidades a su vida financiera”.  “Hay que desterrar la idea de que no hay que hablar de dinero y que solo una persona lleve las cuentas, en un equipo hay mayor crecimiento”.

Es romántico tener una buena relación financiera y trabajar juntos para conseguir metas, asegura esta experta.