El príncipe Enrique hará un gran “sacrificio” por Meghan Markle

Dejará un feo vicio (parcialmente)
El príncipe Enrique hará un gran “sacrificio” por Meghan Markle
Harry y Meghan comenzaron su relación en julio de 2016.
Foto: Chris Jackson / Getty Images

En las últimas semanas, desde que se anunciara el compromiso del príncipe Enrique y Meghan Markle, se ha hablado largo y tendido de lo mucho a lo que ha tenido y tendrá que renunciar la actriz debido a su relación con el nieto de Isabel II, empezando por su carrera interpretativa que ha concluido oficialmente con su salida de la serie ‘Suits’.

Sin embargo, su futuro marido también estaría dispuesto a realizar algún que otro sacrificio -aunque sin duda de menor envergadura- por ella ahora que Meghan se ha mudado a Inglaterra para fijar su residencia en uno de los apartamentos del palacio de Kensington. Gracias a su blog personal -ya cerrado- y a sus redes sociales -que ha dejado de actualizar-, el interés de la intérprete por la vida y la cocina sana es de sobra conocido, por lo que no resulta nada sorprendente que sea una fuerte detractora del tabaco, uno de los pocos vicios que su prometido aún conserva de su antigua etapa salvaje.

Sin embargo, por el bien de su convivencia, el hijo del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales habría decidido dejar de fumar, aunque solo cuando se encuentre entre las cuatro paredes de su nuevo hogar compartido.

“Enrique ha prometido dejar de fumar por completo cuando esté en casa. No resultaba agradable para Meghan, en vista de que ella no es fumadora. Así que se ha acabado eso de tomarse a las ventanas para un cigarrillo rápido, Enrique lo ha dejado por ella”, asegura una fuente al Mail on Sunday.

Pese a que este gesto denotaría lo mucho que desea Enrique que la transición de su pareja hacia su nueva vida se lo más sencilla posible, lo cierto es que la propia Meghan quiso dejar muy claro en su primera entrevista juntos que su decisión de abandonar la interpretación no le había supuesto en absoluto traumática al contar con la satisfacción de haber participado en una serie que hace poco celebraba sus cien episodios en antena.