Estados Unidos detiene y busca deportar a periodista amenazado de muerte en México

Emilio Gutierrez reporteó sobre corrupción militar en su país y fue amenazado. Pero jueces de Estados Unidos rechazaron su caso y ICE lo arrestó con su hijo el pasado jueves. Organizaciones de libertad de prensa están abogando a su favor.
Estados  Unidos detiene y busca deportar a periodista amenazado de muerte en México
El periodista mexicano Emilio Gutierrez, amenazado en México y arrestado por ICE con intención de deportarlo a ese país (Foto: National Press Club)

Emilio Gutiérrez, ex reportero de El Diario de Noroeste en Chihuahua, escapó hacia Estados Unidos en 2008 temiendo por su vida tras denunciar corrupción militar y ahora se convirtió en la más reciente víctima de la mano dura del sistema migratorio estadounidense.

El propio Gutiérrez, hablando por teléfono desde su detención en la cárcel de Sierra Blanca, a 90 millas de El Paso, donde fue recluido tras su arresto de la semana pasada por la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), reiteró las acusaciones que lo hacen temer por su vida.

El gobierno es el grupo criminal más grande de México y los únicos periodistas que pueden trabajar son los que están con el gobierno y las organizaciones criminales“, dijo el periodista, cuyo caso de asilo fue rechazado recientemente por la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA).

Este lunes, organizaciones defensoras del periodismo y de la libertad de prensa en Estados Unidos y el mundo salieron en su defensa, pidiendo al gobierno de Estados Unidos que libere a Gutiérrez, detenido la pasada semana con su hijo de 24 años por la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE).

El Club Nacional de Prensa (National Press Club), una de las organizaciones más prestigiosas de periodistas en los Estados Unidos, realizó este lunes un llamado al gobierno estadounidense a no deportar a Gutiérrez y permitirle salir en libertad mientras busca apelar nuevamente su caso.

“Urgimos al gobierno de Estados Unidos a encontrar un lugar seguro para él aquí en nuestro país o permitirle el tránsito a un tercer país donde pueda estar seguro”, señala una petición que el NPC inició este lunes para recoger firmas en favor del periodista.

La petición se encuentra aquí.

Eduardo Beckett, abogado que representa a Gutiérrez en su caso migratorio, dijo que le preocupa el trato que las autoridades migratorias le han dado al periodista, luego de arrestarlo el pasado jueves 7 de diciembre, cuando se presentó a una oficina federal para un “check-in” con autoridades migratorias.

Su hijo de 24 años estaba con él al momento de su arresto. El joven tenía 15 años cuando su papá y él llegaron a la frontera en junio de 2008 y pidió asilo. En aquel entonces pasó 9 meses detenidos por ICE y luego fue liberado mientras su caso de asilo estaba pendiente.

“El  llego a la oficina migratoria como se supone que debe hacer y los agentes le dicen que los van a deportar y comienzan a llevarlos hacia la frontera”, dijo. Sólo la intervención urgente del abogado y una orden del BIA, detuvieron la expulsión.

En vez de recluirlo en el centro de detención de El Paso, que está a diez minutos de la oficina de su abogado, lo llevaron a Sierra Blanca, que está a 150 millas, agregó su representante legal.

Beckett agregó que Gutierrez no sólo teme su deportación a México sino que Estados Unidos informe a las autoridades mexicanas exactamente donde y cuando será deportado.

“Le han dicho que antes de deportarlo lo va a entrevistar un oficial consultar, lo que es un proceso normal”, dijo Beckett. “Pero en su caso, siendo un crítico del gobierno y un periodista anti corrupción, Emilio está aterrorizado sobre lo que esto pueda significar”.

“No pondré un pie más en México”.

En octubre, el National Press Club invitó a Emilio Gutiérrez a recoger un premio que la organización dio a los periodistas de México, cuyo gremio ha sido decimado por docenas de asesinatos relacionados con el cumplimiento de su trabajo en ese país.

John Donnelly, reportero y director de libertad de prensa del Club, dijo que el estatus del gremio periodístico en México es el peor del mundo, fuera de los lugares en guerra como Siria.

“La situación es horrible, es uno de los lugares más peligrosos del mundo para hacer periodismo”, dijo Donnelly  durante un evento organizado por el Press Club este lunes. “El caso de Gutiérrez es sólo parte de un problema mucho más grande”.

Durante la rueda de prensa realizada el lunes en Washington y transmitida en vivo por internet, Gutiérrez  dijo que está dispuesto a llevar a cabo una huelga de hambre total para elevar la atención hacia su caso.

“Tengo terror de volver a México, poner un pie en México, no quiero regresar NUNCA MÁS a México y no voy a regresar”, dijo.

Gutiérrez y su abogado explicaron que el juez que vio su caso cuestionó que fuera realmente periodista y también dijo que probablemente el gobierno de México pudiera protegerlo si regresa a ese país.

El juez de El Paso, Robert S. Hough tiene, como muchos jueces de esa región, una altísima tasa de casos negados en el rango de asilo. Datos de los años 2014 a 2016 muestran que Hough solo aprobó un caso de 38 que resolvió en esos dos años.