La elección de este martes en Alabama, la más contenciosa de los últimos tiempos

La competencia entre el sospechoso de acoso a menores, el republicano Roy Moore y el demócrata Doug Jones ha dividido a los republicanos y puesto en tela de juicio la moral del partido, alegan líderes conservadores.
La elección de este martes en Alabama, la más contenciosa de los últimos tiempos
Roy Moore busca suceder a Jeff Sessions en el senado de Alabama, pero las acusaciones de varias mujeres a las que presuntamente atacó siendo menores de edad han creado gran controversia (Foto: Archivo)
Foto: Scott Olson / Getty Images

La elección especial que se realiza este martes por un puesto en el senado federal por Alabama no es solo una de las más contenciosas de los últimos tiempos, sino que promete marcar el futuro político del partido republicano en las elecciones del año que viene.

La lucha entre el republicano Roy Moore, un candidato acusado de acoso a menores, y de filosofía racista y anti-gay y el demócrata Doug Jones, ya ha dividido no sólo a los grupos normalmente en competencia sino al propio partido republicano.

Este lunes, mientras ambos bandos continuaron la lucha política en las últimas horas de la contienda, personalidades conservadoras como la ex secretaria de estado Condolezza Rice, unieron sus voces al tema.

Rice, quien es nativa de Birminghan, Alabama y afroamericana, dijo en un comunicado que esta elección “es una de las más significativas de la historia” e invitó a los ciudadanos de Alabama a “levantarnos en favor de nuestros principios”.

“Tenemos que unirnos para rechazar los prejuicios, el sexismo y la intolerancia”, dijo Rice, invitando en forma indirecta a un voto en contra de Moore . “Sé bien que los ciudadanos de Alabama quieren una voz independiente en Washington, pero debemos insistir que nuestros representantes sean dignos, decentes y respetuosos.

Expertos indicaron que es imposible marcar tendencias firmes sobre el resultado de este martes, especialmente tomando en cuenta que el lunes se publicaron dos encuestas con resultados radicalmente diferentes: una de Fox News en la que el demócrata Jones lleva 10 puntos de ventaja y una de Emerson College en la que el republicano Moore le gana por 9 puntos.

La contienda dependerá de que votantes salgan a las urnas, en esta elección que es típicamente de baja asistencia por tratarse de una elección especial para llenar un cargo que quedó vacío porque el ex senador Jeff Sessions fue nombrado procurador de Donald Trump.

Autoridades electorales de Alabama informaron hoy que la controversia en torno a Moore, el candidato favorito del presidente Donald Trump, ha generado una mayor respuesta de los votantes en ese estado del sur del país y proyectó una participación mayor de la que normalmente se da en este tipo de contiendas.

Trump ha dado su respaldo a Moore, indicando que Alabama “no puede darse el lujo de elegir a un liberal, a un demócrata que será una marioneta de los liberales Nancy Pelosi y Chuck Schumer (líderes demócratas del Congreso”.

El Comité Nacional Republicano primero retiró los fondos de apoyo a Moore y luego los restituyó, pero este lunes la integrante por Nebraska Joyce Simmons renunció en protesta por el apoyo del partido institucional a Moore.

Expertos indicaron que un triunfo del demócrata Jones sería una anomalía en la política de Alabama, un partido que no ha tenido un senador demócrata desde la época en que los demócratas eran un partido ultraconservador y les llamaban “dixiecrats”, dijo Chaless Dunn, politólogo retirado y experto republicano.

“Para encontrar demócratas en Alabama hay que mirar con lupa”, dijo Dunn.

No obstante, las alegaciones en contra de Moore son graves, y líderes conservadores han llamado a partidarios a poner “el país por encima del partido”. Moore no sólo ha sido acusado por varias mujeres de haberlas pretendido o acosado sexualmente cuando eran menores de edad, sino que el candidato es conocido por sus actitudes extremas contra los gays, los inmigrantes y su desparpajo al desafiar decisiones judiciales.

En dos ocasiones fue defenestrado de puestos judiciales en Alabama, pero Moore se defiende cuestionando la credibilidad de las mujeres que lo acusan y argumentando que es una “cacería de brujas” de parte de fuerzas anti cristianas y liberales.

Este lunes el senador Lindsay Graham , republicano de Carolina del Sur, dijo que si Moore gana el senado, los republicanos sufrirán en las elecciones del año que viene.

“Será un regalo para los demócratas y creo que definirá la suerte del partido republicano en 2018, año de elecciones para el Congreso“, dijo Graham. “Elegir a Moore y pensar que no vamos a tener que cargar con el peso de su fama es muy inocente”.

Entre las voces que se han unido contra Moore están el ex presidente Barack Obama y el ex candidato republicano a la presidencia Mitt Romney.

Moore, sin embargo, ha recibido el apoyo de muchos líderes cristianos que tienen una enorme influencia en Alabama. Se han enfocado en su oposición al aborto y al matrimonio gay para, dicen, “preservar los principios de Alabama”.

?>