Tribunal migratorio estadounidense acepta apelación de asilo para periodista mexicano

Emilio Gutiérrez, quien descubrió corrupción militar en una ciudad mexicana y afirma estar bajo amenaza de muerte por ello, podrá apelar la negativa de un juez a darle asilo luego de la intervención de organizaciones de prensa y miles de firmas del público a su favor.
Tribunal migratorio estadounidense acepta apelación de asilo para periodista mexicano
El periodista mexicano Emilio Gutierrez, amenazado en México y arrestado por ICE con intención de deportarlo a ese país (Foto: National Press Club)

Tras una intensa campaña de presión por parte de más de 20 organizaciones de prensa, la recopilación de 22,000 firmas y una intensa campaña de medios sociales, la Junta de Apelaciones Migratorias (BIA) reconsideró y aceptó la apelación del periodista mexicano Emilio Gutiérrez para reconsiderar su caso de asilo en Estados Unidos.

Gutiérrez, de 54 años y su hijo Oscar, de 24, están detenidos en el Centro de Detención de El Paso (EPPC) desde principios de diciembre, luego que BIA negó considerar su apelación, negada por un error de apenas un día en la fecha de presentada.

Anteriormente, un juez migratorio le negó su caso de asilo, con argumentos que portavoces del Club Nacional de Prensa (NPC) de Estados Unidos consideraron “poco informados”.

“Si este país realmente quiere controlar las fronteras y mejorar la vida en México, la mejor manera de hacerlo es permitir que los periodistas que trabajan a nivel local para destapar la corrupción, como lo hizo Emilio, hagan su trabajo y sean protegidos“, dijo a La Opinión Kathy Kiely, encargada de libertad de prensa del NPC. “El único “delito” de Emilio es denunciar a delincuentes y no tiene sentido que lo traten como si fuera uno de ellos, es injusto y no tiene sentido”.

Emilio y Oscar fueron detenidos a principios de diciembre cuando se presentaron a un “check-in” con inmigración, luego de lo cual el Club Nacional de Prensa de Estados Unidos y numerosas otras organizaciones de periodistas salieron en defensa del comunicador.

Gutiérrez afirma estar bajo amenaza de muerte por descubrir corrupción militar durante su trabajo con El Diario de Noroeste en Chihuahua y en reciente comunicación con los medios dijo que antes de regresar a México se declararía en huelga de hambre indefinida.

La decisión de BIA permite a Emilio presentar su caso a jueces migratorios de apelaciones, pero no garantiza su puesta en libertad. Su libertad bajo palabra o fianza depende de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), que es parte del Departamento de Seguridad Nacional y no está bajo la jurisdicción de BIA, a menos que una decisión de ese tribunal le otorgue el asilo.

Kiely dijo que el Club Nacional de Prensa está cabildeando con ICE directamente y por medio de congresistas de los Estados Unidos, como Beto O´Rourke, representante del área de El Paso, donde el periodista está detenido e invitó a otros congresistas, particularmente republicanos, a que se sumen a la solicitud.

“La BIA ha dicho que le darán audiencia para apelar, por eso creemos que él y su hijo deberían ser liberados de vuelta a la comunidad donde han vivido en paz y ganándose la vida honradamente durante años”, dijo Kiely. “Estando detenidos, eso le cuesta 127 dólares por persona y cada día a los contribuyentes. Ellos no son un riesgo para la comunidad y este no es un tema partidista”.

Emilio Gutiérrez, ex reportero de El Diario de Noroeste en Chihuahua, escapó hacia Estados Unidos en 2008 temiendo por su vida y desde entonces ha esperado su proceso en tribunales, trabajando y viviendo en Las Cruces, Nuevo México, donde tenía una “troca” taquera que le sirvió para ganarse la vida.  

“El gobierno es el grupo criminal más grande de México y los únicos periodistas que pueden trabajar son los que están con el gobierno y las organizaciones criminales“, dijo el periodista recientemente durante una llamada telefónica facilitada por el Club Nacional de Prensa de Estados Unidos.

El juez que le negó su caso de asilo “no consideró todas las pruebas a favor de Emilio”, dijo Kiely, del NPC. “Hasta dijo que no creía que era periodista, solo porque trabajó en un medio local y pequeño de su comunidad. Eso no es justo y creo que va contra los objetivos de ayudar a México a combatir la corrupción”.

?>