Gran nevada provoca afectaciones en carreteras de España

Miles de personas atrapadas durante 18 horas en la autopista
Gran nevada provoca afectaciones en carreteras de España
Las carreteras de cubrieron de blanco./EFE
Foto: EFE

MADRID – El temporal de lluvia y frío que afecta a gran parte de España ha dejado decenas de kilómetros de carreteras cortadas entre el sábado y hoy en el centro del país por una gran nevada, con miles de personas atrapadas durante 18 horas en la autopista de peaje AP-6 y la ciudad de Ávila aislada para circular hacia y desde Madrid.

Las autoridades cerraron de nuevo esa vía en ambos sentidos, vigilada por la Guardia Civil, y otras adyacentes, después de su reapertura provisional durante varias horas de este domingo, ya que en las últimas horas han empeorado las condiciones meteorológicas

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, indicó hoy que ha sido una nevada “excepcional”, con un espesor de 40 centímetros que afectó a 20 kilómetros de autopista.

Previamente, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y otros equipos lograran con mucho esfuerzo despejar esa carretera donde cientos de automóviles quedaron bloqueados desde la tarde del sábado en tramos de las provincias de Segovia, Ávila y Madrid, en el centro del país.

En pleno retorno de las vacaciones de Navidad, los efectos del temporal se notan también en provincias del norte, como en Guipúzcoa, donde agentes de las fuerzas de seguridad evacuaron a 1.400 personas por el cierre de la autovía A-1 la madrugada pasada para que pudieran pernoctar a cubierto.

Además, la nieve impide o dificulta la circulación en Asturias, Cantabria, La Rioja, Salamanca o Soria, entre otras.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para mañana un descenso aun mayor de las temperaturas en el interior del país, con alerta en veinte provincias y nevadas a partir de los 400 metros de altitud en la mitad septentrional y de 700 metros en el sur.

El ministro español de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció hoy la apertura de un expediente informativo a la empresa concesionaria de la gestión de la AP-6 (Iberpistas, del grupo Abertis) por estas incidencias.

En declaraciones a una radio española, dijo que comparecerá en el Parlamento para dar explicaciones, como le ha pedido ya la oposición, aunque recordó que el Estado es “únicamente el titular de la autopista”.

La empresa concesionaria, por su parte, aseguró que el pasado 5 de enero puso en marcha el Plan Operativo de Vialidad Invernal bajo la coordinación directa de Fomento y la Dirección General de Tráfico (DGT).

Iberpistas informó también de que había movilizado a 170 personas diariamente y había dispuesto de 50 maquinas, 31 de ellas quitanieves. La UME, a su vez, desplazó 250 profesionales y casi 100 vehículos.

No obstante, numerosos automovilistas denunciaron en Twitter falta de información, el “desastre” vivido y un “caos absoluto” por falta de quitanieves. Establecimientos particulares y ayuntamientos de municipios de las zonas próximas a esa autopista dieron cobijo a los afectados.

Sin embargo, el director general de Tráfico dijo hoy que ese organismo había avisado desde el viernes por la mañana, a través de paneles y en redes sociales, de los riesgos de circular con la nevada, pero “ha habido conductores que no se han enterado o han tomado decisiones inapropiadas”.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, indicó a la prensa que el Ejecutivo “está poniendo todos los esfuerzos” para resolver el problema y pidió prudencia a los conductores.

Por su parte, el Ministerio del Interior recordó en un comunicado que desde el viernes pasado, la DGT ha avisado sobre la situación y recomendado a los ciudadanos planificar el viaje y consultar el estado de las carreteras ante la previsión de nevadas.

El Partido Socialista, Ciudadanos (liberales) y Podemos (izquierda) criticaron el “caos” en las carreteras y la “falta de previsión”, pidieron responsabilidades a los ministros citados y que den explicaciones en el Parlamento.

La solidaridad ciudadana ha aflorado una vez más y así, los trabajadores de un bar en un área de servicio cobijaron en el interior del establecimiento a centenares de personas.

También los ayuntamientos de varias localidades habilitaron polideportivos municipales para acoger a las personas atrapadas en las carreteras.