Cómo obtener la piel bronceada sin correr riesgos

Primero, evita el Sol: no importa cuál sea el tono de tu piel, prueba estos consejos en su lugar
Cómo obtener la piel bronceada sin correr riesgos
Ten cuidado con los productos que usas para broncearte.
Foto: Shutterstock

A pesar de décadas de advertencias sobre los riesgos de exponerse al Sol, es evidente que las playas, los patios junto a la piscina e incluso los salones de bronceado continúan llenos de personas que quieren piel bronceada. Entonces, no es sorprendente que los casos de cáncer de la piel también sigan aumentando.

Según la Academia estadounidense de dermatología (AAD), las tasas de melanoma (la forma más mortal de cáncer de la piel) se han duplicado desde 1982, y el cáncer de la piel es ahora el cáncer más diagnosticado en los Estados Unidos.

“Demasiadas personas todavía piensan que obtener un poco más de color está bien, siempre y cuando no se quemen“, dice Jeanine Downie, MD, una dermatóloga con consultorio privado en Montclair, New Jersey. “Pero cada vez que la piel se oscurece más, se está dañando”.

Esto se debe a que cuando la luz ultravioleta (UV)  toca la piel sin protección, la piel responde aumentando la producción de melanocitos (los compuestos que le dan a la piel su pigmento). “Un bronceado es la manera en que la piel pide auxilio”, dice Mona Gohara, MD, profesora clínica asociada de dermatología en la Facultad de Medicina de Yale.

El sol no discrimina

“He escuchado de algunos de mis pacientes afroamericanos que han decidido aceptar su herencia y desean una piel más oscura”, dice Downie, “por lo que van a tirarse al sol o a una cama de bronceado para oscurecerse”. Pero de lo que mucha gente de color no se da cuenta es que no son inmunes al daño de la piel o al cáncer de piel.

Si bien es cierto que la piel más clara puede acumular daño más rápidamente, ningún tono de piel proporciona una protección total contra los rayos UV. “Una persona blanca de piel clara tiene un SPF natural de aproximadamente 3”, dice Gohara. “Yo tengo la piel más oscura, probablemente más como un SPF 13.” Pero, ella agrega, “nadie, no importa cuán oscuro sea, lleva suficiente protección natural para omitir el protector solar y no dañar su piel”.

A pesar de que el cáncer de la piel es más raro en las personas con piel más oscura que en los caucásicos, los afroamericanos y los hispanos tienen altas tasas de mortalidad si desarrollan la enfermedad.

Un análisis de 2017 publicado en la revista Medicine descubrió que los afroamericanos tienen 1.5 veces más probabilidades de morir de melanoma que los caucásicos. Debido a que muchas personas de color (y algunas veces hasta sus médicos) no creen que sean vulnerables al cáncer de la piel, las señales de advertencia temprana pueden pasar desapercibidas.

El cáncer de piel en personas de color también aparece a menudo en lugares inesperados (como la planta de los pies y las palmas de las manos). Eso significa que el cáncer de la piel no se diagnostica hasta una etapa posterior cuando la enfermedad es más difícil de tratar. En un estudio de 2006 publicado en la revista médica Archives of Dermatology, los investigadores analizaron 1,690 casos de melanoma. Encontraron que el 26% de los cánceres diagnosticados en los hispanos y el 52% de los afroamericanos estaban avanzados, en comparación con el 16% de los caucásicos.

Las camas de bronceado no son una apuesta más segura

Las camas de bronceado y las bombillas [focos] emiten rayos UVA y UVB, al igual que el Sol. Y a pesar de que provienen de una fuente de luz artificial, estos rayos pueden dañar tu piel, al igual que lo hace el Sol.

Los rayos de algunas camas de bronceado en interiores pueden ser incluso más fuertes que los del Sol, dice Gohara.

Es por eso que el Departamento de salud y servicios humanos de Estados Unidos, incluye las camas de bronceado en su lista de carcinógenos conocidos, junto con el asbesto y el tabaco. Se calcula que el bronceado en interiores causa anualmente más de 400,000 casos de cáncer de piel en los Estados Unidos.

De hecho, según la AAD, incluso una sesión de bronceado en interiores puede aumentar tu riesgo de melanoma en un 20%.

Cómo broncearte sin dañar la piel

La buena noticia es que con la protección adecuada puedes pasar tiempo bajo el sol con seguridad y luego obtener el “bronceado” de una botella.

“Si quieres pasar tiempo afuera, protege tu piel”, dice Downie. “Eso significa usar un protector solar de amplio espectro con SPF 30 o superior y volver a aplicarlo al menos cada 2 horas”. Los sombreros, la  ropa que protege del sol y los paraguas también pueden ayudar.

Los productos autobronceadores son seguros y generalmente no causan irritación en la piel. El principal ingrediente de los autobronceadores es la dihidroxiacetona (DHA). Reacciona con las células de la piel en la capa superior de la piel para crear un color temporalmente más oscuro. A medida que esas células de la piel se eliminan en el transcurso de unos días, el color desaparecerá gradualmente. “Muy pocos de mis pacientes se han quejado de una reacción cutánea al autobronceador”, dice Downie. “A menos que seas alérgico al DHA, no deberías tener un problema”.

Cuando se trata de aparentar que estás dorado, el autobronceador ha avanzado mucho desde los días en que te dejaba pintarrajeado como cebra anaranjada que no engañaba a nadie. “Las personas de todos los tonos de piel definitivamente pueden obtener un bronceado casi real si usan el producto adecuado para su piel”, dice Anna Stankiewicz, especialista en bronceado con spray con Louise O’Connor Salon, en la ciudad de New York.

Para que el aspecto “bronceado” sea lo más natural posible, Stankiewicz sugiere seleccionar un producto que no sea demasiado oscuro. “Busca uno que se acerque al color de tu piel natural”, dice ella. (Muchos productos se etiquetan como “blanco” o “claro”, “medio” y “oscuro”).

Las lociones diseñadas para oscurecer la piel gradualmente son básicamente autobronceadores diluidas con humectante. “Entonces, cuando los escoges, se trata de qué tan rápido quieres ver el color”, dice Stankiewicz. “Uno más claro tardará unos días en aparecer, mientras que una fórmula más oscura dará un color perceptible en un solo día”. Sigue sus otros consejos para un bronceado falso infalible:

• Si planeas afeitarte o usar cera, hazlo antes de aplicar el bronceador.

• Siempre exfoliar con un exfoliante no grasoso antes de aplicar el bronceador. “Los productos a base de aceite dejan residuo, y esa barrera significa que tu bronceado puede mancharse y no durar tanto”, dice Stankiewicz.

• La piel en áreas como los pies, los tobillos, los codos, las rodillas y las manos es más seca y absorbe más color. Usa loción en esos puntos primero para una aplicación más pareja del autobronceador, y usa un toque más ligero cuando apliques bronceador a esas áreas. Las personas con tonos de piel más oscuros incluso pueden omitir la aplicación en esas áreas para evitar la creación de áreas que son demasiado oscuras, dice Stankiewicz.

• Comienza con una cantidad pequeña y agrega más si lo necesitas, aumentando gradualmente el color.

• Siempre lávate las manos con jabón después de terminar de aplicar autobronceador o tus palmas se volverán muy oscuras.

• Si detectas un error (como rayas o manchas) dentro de las 3 horas de la aplicación, puedes tratar de exfoliarlo. “Usa jugo de limón y bicarbonato de sodio en una toalla mojada y frótalo en movimientos circulares”, dice Stankiewicz. Si te quedas con un área notablemente más ligera después de exfoliar, vuelve a aplicar una capa ligera de autobronceador, teniendo cuidado de mezclarla bien con la piel alrededor.