5 peligros de fraude al comprar un auto usado que debes conocer

Ten cuidado con las personas que te venden autos usados, pues podrían aprovecharse de tu necesidad
5 peligros de fraude al comprar un auto usado que debes conocer
Cuidado con las letras pequeñas
Foto: Archivo

En varias ocasiones hemos tocado el tema de la compra y venta de autos usados, las ventajas económicas que esto representa y consejos sobre lo que debemos asegurarnos antes de decidir.

Por lo general asistimos a lotes de autos en la búsqueda que se ajuste a nuestras necesidades, gusto y presupuesto.

Sin embargo, existen algunas trampas de parte de los vendedores en las que podríamos caer sin darnos cuenta y que con un poco de atención, podemos evitar.

1- El precio en la ventanilla

En muchos lotes los precios de los autos se ubican en las ventanillas y ahí está el truco, pues en esos pegotes se desglosan varios cargos, uno de ellos, quizá el más importante es el “MVA” en inglés, ajuste del valor en el mercado, que no es sino una estrategia del vendedor para cobrar un extra por la venta del auto.

Existen otros conceptos como el estéreo, aire acondicionado, vestiduras, quemacocos, que se desglosan y se cobran extra cuando si vienen de fábrica, deben incluirse en el precio, pues el dueño original ya pagó ese valor.

2- Falta de historial

Todo auto usado tiene un historial, uno de los mejores medios para saber qué ha sido de él es consultar Carfax, del que ya hemos hablado antes y que insistimos, nos brindará la información necesaria, tal como las millas totales del auto, propietarios, historial de accidentes, si ha sido robado, embargado, subastado. No tener este registro es un gran foco rojo.

3- Problemas sencillos de detectar

Imagina que tomas el auto a prueba y notas que el aire acondicionado no funciona bien, le falta un espejo o tiene algo muy notorio roto, bien pues estas son señales de que el auto no ha recibido mantenimiento y seguramente presentará descomposturas más graves. Los vendedores deben al menos reparar los daños menores, si no lo hacen, no son fiables.

4- Firmar acuerdos con prisa

En muchos casos los vendedores tratan de conseguir los financiamientos y que el comprador los irme lo más rápido posible, incluso bajo presión de perder la oportunidad de comprar el auto. Nunca firmes un convenio financiero bajo presión, tómate tu tiempo, pues no hacerlo puede implicar pagar sumas comisiones o intereses exhorbitantes.

5- Garantías extendidas

En muchos casos las garantías extendidas son la puerta para algún fraude, pues en general no sabemos mucho de los que corren estos acuerdos, su experiencia y alcances, incluso en muchos casos estas garantías no se aplican en el país o e el estado en el que vives y de paso, no cubren las composturas comunes sino siniestros que no suelen pasar.