Las aplicaciones de citas aumentan su uso por San Valentin, pero cuidado porque puede ser fraude

Muchas parejas se forman a través de aplicaciones de citas, cada vez más en auge
Las aplicaciones de citas aumentan su uso por San Valentin, pero cuidado porque puede ser fraude
El mercado de las citas online es un negocio gigantesco.
Foto: Thinkstock via BBC

Como cada 14 de febrero llega San Valentín, una fecha especial para aquellos que están enamorados.

Muchas personas se han afanado en comprar un regalo o una felicitación por internet. Hay que estar alerta porque esto puede ser peligroso ya que los ciberdelincuentes están al acecho, dispuestos a robar datos bancarios y usurpar identidades.

Pero no solo ocurre en portales de compras, sino también en aplicaciones de citas, que aumentan su tráfico en este significativo día.

El amor lleva a los usuarios a no darse cuenta de la cantidad de datos personales que agregan sin control a este tipo de aplicaciones.

Kaspersky Labs realizó un análisis de nueve aplicaciones de citas líderes, descubriendo que en cuatro de ellas los ciberdelincuentes se dedicaban a espiar a los usuarios con el fin de conseguir información sobre sus vidas más allá de la aplicación. En otras seis aplicaciones también era posible conseguir la ubicación geográfica exacta del usuario.

La seguridad y mantener la privacidad no debería ser incompatible con el amor. No está de más que protejas tus datos, tanto o más como proteges tu corazón.

Antes de facilitar ningún dato, analiza si confías en la aplicación o la página web que estás usando. En cualquier caso, cuantos menos datos personales facilites en tu descripción personal, mejor.

Los ciberdelincuentes tienen sus métodos, así que desconfía si rápidamente te piden la dirección de correo electrónico o intentan seguir la conversación fuera de la plataforma que estás utilizando.

Si te llega algún link a una página externa, evita hacer click.  Las tarjetas de felicitación o los memes que se distribuyen de forma masiva en fechas como San Valentín pueden ser una vía de transmisión de virus informáticos.

Y quizás el consejo principal es que lo barato sale caro. Ni el amor llega tan rápidamente, ni vas a encontrar artículos de lujo a precios de rastrillo, así que no te fíes a primera vista.

Si quieres hacer un regalo de San Valentín de última hora, no te dejes llevar a la hora de comprar en webs que son muy baratas, suelen ser fraudulentas y con muchos proveedores falsos detrás.