¿Cómo se puede detectar el cáncer de mama a tiempo?

El diagnóstico de cáncer de mama puede empezar por ti misma, a través de una revisión casera

El cáncer de mama es un tumor que se produce en los senos cuando las células saludables cambian y se expanden descontroladamente. Al ocurrir esto, se convierten en masa (de células aglomeradas) que es lo que se conoce como tumor.

El tumor puede ser cancerígeno o benigno. Y en el primero caso, el cáncer puede expandirse al resto del cuerpo, ocasionando metástasis.

¿Cómo detectarlo a tiempo es la mejor manera de prevenir?

El cáncer de mama es uno de los principales tipos de cáncer que asedia a las mujeres en los Estados Unidos. Detectarlo a tiempo, acaba con el riesgo de su avance; o incluso, la muerte de la paciente.

A través de múltiples estudios que han mejorado a lo largo de los años, el cáncer de mama puede ser detectable de diversas formas:

1. Mamografía

cáncer de mama
Foto: Shutterstock

Es una radiografía que se realiza en la mama para detectar posibles tumores. Si se detecta una protuberancia, el doctor mandará a realizar una mamografía de diagnóstico, para examinar de manera detallada la anomalía.

2. Biopsia

En este examen se extrae parte del tejido mamario, o parte del líquido que se aloja en la mama, para estudiarlo a través de un microscopio y detectar un posible tumor.

3. Imágenes por resonancia magnética

Estudio interno de la mama a través de un imán que está conectado a una computadora, y que muestra imágenes detalladas de la mama. Este examen no usa radiación para crear las imágenes.

4. Ecografía mamaria

cáncer de mama
Foto: Shutterstock

Evaluación a través de una máquina que usa ondas sonoras para generar imágenes internas de la mama. Se usa para determinar si un nódulo mamario es un quiste cancerígeno, o si es solo una masa sólida.

Incluso, existe una prueba casera, promocionada en muchas partes del mundo para la prevención del cáncer de mama:

Al momento de bañarte, levanta el brazo derecho y, con la mano izquierda, masajea toda el área de tu seno derecho intentando detectar alguna protuberancia que pueda ser extraña.

Luego, realiza el mismo procedimiento con el otro seno: levanta el brazo izquierdo y, con la mano derecha, masajea el seno izquierdo en búsqueda de un posible tumor.

También es importante visitar al ginecólogo temporalmente. Algunas pacientes hacen una visita anual, mientras que otras prefieren ir cada 4 o 6 meses. Es tu decisión, solo no abandones el cuidado de tu cuerpo, para evitar futuras enfermedades.