¿Cómo se diagnostica la pubertad precoz y cuál es su tratamiento?

El desarrollo prematuro de los niños es conocido como pubertad precoz
¿Cómo se diagnostica la pubertad precoz y cuál es su tratamiento?
Foto: shutterstock

Aproximadamente, la pubertad precoz se produce cuando a la edad de los 8 años, en el caso de las niñas, y a los 9 en el de los niños, se comienzan a producir cambios físicos propios de la pubertad.

Este desarrollo temprano puede tener consecuencias tanto físicas como psicológicas, y puede afectar el desarrollo sexual de los jóvenes.

Características

La pubertad precoz consiste en la presencia y aparición de los rasgos secundarios propios del desarrollo físico, como crecimiento del vello púbico y axilar; y en el caso de las niñas, crece el botón mamario, y también puede aparecer la primera menstruación.

La pubertad adelantada, como también es conocida, se da por la secreción intensa de estrógenos y de testosterona.

Otro paso para identificar la pubertad adelantada tiene que ver con realizar los respectivos exámenes hormonales para determinar bien las causas del desarrollo prematuro. También es necesario realizar una radiografía en la mano para determinar cuán avanzado está la formación ósea del joven.

Pubertad precoz
Photo: Shutterstock

Tratamiento

El tratamiento a seguir debe estar prescrito por el médico. Por lo general, se trata de inyecciones para frenar la producción de las hormonas en cuestión, y así regular el crecimiento.

Estas inyecciones bloquean los receptores hipofisarios. En el caso de las niñas, se evita la estimulación de los ovarios, revirtiendo la aparición del período menstrual y regulando así el crecimiento.

Sin embargo, un factor negativo es que, debido a la edad ósea, el crecimiento del joven se pueda ver comprometido. Por esta razón, los especialistas deben evaluar los riesgos de seguir ciertos tratamientos para no afectar el crecimiento, aunque esto es de por sí, casi irreversible.

Por esta razón, además del tratamiento médico, es importante la evaluación y el tratamiento psicológico de los niños en esta situación, para que puedan comprender lo que les está pasando y puedan asumirlo sin crear ningún trauma al respecto.