Las reglas de mordaza son un riesgo para la salud de la mujer

La Ley mordaza afecta a miles de latinas.

La Ley mordaza afecta a miles de latinas.

Esta ha sido la semana que, entre otras cosas, las noticias por parte de la administración Trump han sido bastante desalentadoras, especialmente para grupos marginados. A través de mi trabajo con Planned Parenthood veo de primera mano cómo las políticas internas de esta Administración afectan la sexual y salud reproductiva de muchas comunidades en este país y, al mismo tiempo, puedo ver cómo también afectan a un sinnúmero de personas alrededor del mundo.

El martes pasado, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, anunció que el gobierno de Trump está expandiendo aún más la regla de mordaza global—también llamada Política de la Ciudad de México—luego de la reimposición y expansión por parte de Trump como una de sus primeras acciones tras tomar posesión en 2017.

En enero de este año, Planned Parenthood Global publicó un informe, el cual deja en claro las consecuencias dañinas de esta norma mordaza global. Las personas en todo el mundo están perdiendo el acceso a servicios y educación de salud vitales, desde antirretrovirales para personas con VIH hasta apoyo nutricional para niños e información sobre anticonceptivos para mujeres.

Una vez más, esta administración está demostrando que el extremismo de su agenda no tiene límites mientras continúan silenciando a los proveedores de atención médica y las organizaciones de derechos humanos que trabajan para defender la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

Ya sea en el país o en el extranjero, la administración Trump está impulsando políticas que obligarían a los médicos a que tomen la decisión imposible de ser censurados por brindar la mejor información posible o dejar de brindar atención a algunos de los pacientes que más lo necesitan.

Se espera que en mayo entre en vigencia la ley mordaza nacional que impediría que se refiera o se les brinde información sobre el aborto, a pacientes bajo el programa Título X, el programa nacional de planificación familiar y métodos anticonceptivos, del cual 1.3 millones de latinas dependen cada año.

Ambas están afectando a las poblaciones que ya enfrentan barreras sistemáticas para la atención médica, incluidas las personas en áreas de bajos ingresos, los jóvenes y la comunidad LGBTQ.

Cualquier ley mordaza es inconcebible y no ética. Los pacientes esperan que sus proveedores de salud hablen honestamente con ellos, respondan sus preguntas, los ayuden en sus momentos de necesidad. Planned Parenthood continuará luchando contra las normas de mordaza dañinas, incluida la regla de mordaza global y la regla de mordaza doméstica.

En esta nota

Opinión Planned Parenthood

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain