Un reverendo de Chicago dice que la Policía allanó su casa por error y que le causaron daños en su propiedad ahora él pide justicia

Ahora el reverendo Leron Morris quiere obtener justicia para su familia y para cualquier otra persona a la que esto le haya sucedido
Un reverendo de Chicago dice que la Policía allanó su casa por error y que le causaron daños en su propiedad ahora él pide justicia
El Reverendo Leron Morris quien también es un veterano del Ejército de Estados Unidos dijo que la Policía al menos debió disculparse por lo que hicieron en su hogar.
Foto: Captura

CHICAGO – Un reverendo de Chicago dice que la Policía destrozó su casa y que todo se trató de un error porque ellos buscaban a otra persona. El incidente ocurrió la noche del viernes en el barrio de Las Empacadoras.

El Reverendo Leron Morris quien también es un veterano del Ejército dijo que la Policía al menos debió disculparse por lo que hicieron en su hogar.

La confusión fue debido a lo que estaba escrito en la orden de registro.

En un correo electrónico el sábado por la tarde, un portavoz del Departamento de Policía de Chicago dijo que todavía están investigando lo que sucedió, pero la orden de registro ejecutada por unidades tácticas que realizó el allanamiento como parte de una investigación de drogas, “enumeró la dirección de Morris pero con el nombre de otro hombre que no vive actualmente ahí”.

Morris, padre soltero y con dos hijos dice que su vida fue impactada luego de que el Departamento de Policía de Chicago allanó su apartamento del lado suroeste la noche del viernes, causando daños por miles de dólares.

Todo sucedió la noche del viernes mientras Morris dice que todavía estaba en el trabajo. Fue entonces cuando dijo que recibió una llamada de un vecino diciendo que la Policía estaba allanando su casa. Ni su hijo ni su hija estaban allí en el momento del incidente.

Leron Morris dice que encontró su apartamento de la cuadra 1200 al oeste de la calle 50th un completo desastre.

“Es terrible. Rasgaron todo de arriba a abajo. Cortaron los colchones. Rompieron todas las puertas“, mencionó el reverendo.

El reverendo desconoce el nombre y la persona “que figura en la orden de registro, lo único que sé es que no soy yo, ni mi hijo ni mi hija”, dijo.

Morris dice que sus intentos por obtener algunas respuestas de la Policía hasta ahora no han tenido éxito.

Ahora el reverendo quiere obtener justicia para su familia y para cualquier otra persona a la que esto le haya sucedido.

Morris dice que espera ser compensado por los daños. Mientras tanto, ha podido asegurar su puerta de entrada. Él todavía está limpiando y haciendo reparaciones.