Niño de dos años detenido en la frontera muere después de semanas en el hospital

Es el cuarto niño inmigrante que muere después de pasar la frontera desde diciembre
Niño de dos años detenido en la frontera muere después de semanas en el hospital
Una madre y su hijo se entregan a la Patrulla Fronteriza en El Paso.
Foto: PAUL RATJE/AFP/Getty Images

Un niño guatemalteco de dos años y medio, detenido en la frontera de Estados Unidos y México, murió el martes por la noche en El Paso, después de varias semanas en el hospital, según el Consulado de Guatemala y otra persona con conocimiento directo del caso, reporta The Washington Post.

El niño, que no fue identificado, llegó a la frontera con su madre, días después de que el secretario del Dpto. de Seguridad Nacional (DHS), Kevin McAleenan, advirtiera en una conferencia de prensa el 27 de marzo, cerca de un centro de detención lleno de gente en El Paso, que una oleada de centroamericanos estaba presionando el sistema al “punto de ruptura”.

El niño es el cuarto niño inmigrante que muere desde diciembre, luego de ser detenido en la frontera sur y trasladado al hospital. Todos han sido de Guatemala, una nación centroamericana que sufre una grave sequía y pobreza, y donde los contrabandistas han estado ofreciendo viajes con descuento a las familias que viajan a los Estados Unidos.

El hambre, la insalubridad y el hacinamiento está perjudicando la salud de miles de migrantes. Spencer Platt/Getty Images

Un número récord de familias de Guatemala y otros países del norte de América Central están llegando a la frontera y buscando asilo, con casi 100,000 cruces en abril, el total mensual más alto en una década.

La Casa Blanca le solicitó al Congreso $4,5 mil millones de dólares en ayuda y una mayor aplicación de la ley, diciendo que la afluencia de inmigrantes está arriesgando vidas, mientras que los defensores de los inmigrantes han expresado su preocupación por las condiciones de salud y seguridad en las reducidas instalaciones federales.

El Washington Post confirmó la muerte con dos fuentes, entre ellas el cónsul de Guatemala Tekandi Paniagua, que cubre el área de El Paso. Otra fuente confirmó la muerte bajo condición de anonimato.

Paniagua dijo que el niño, que había pasado tres días bajo custodia federal, parecía haber desarrollado una forma de neumonía, pero la muerte sigue bajo investigación. El consultorio médico de El Paso y el hospital declinaron hacer comentarios.

No está claro cuándo el niño cayó enfermo. Un funcionario de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) familiarizado con el caso, hablando bajo condición de anonimato, dijo que el CBP detuvo al niño y a su madre el 3 de abril cerca del Puente Internacional Paso del Norte.

El 6 de abril, dijo el funcionario, su madre alertó a los agentes de que estaba enfermo. Una ambulancia lo llevó a un hospital en Horizon City ese día, y las autoridades lo trasladaron al día siguiente al Hospital de Niños de Providence en El Paso.

El 8 de abril, los funcionarios federales liberaron formalmente a la familia de la custodia de CBP con un “aviso de comparecencia” en el tribunal de inmigración.

Se requiere que los funcionarios de CBP notifiquen al Congreso una muerte bajo custodia dentro de las 24 horas, y no quedó claro de inmediato si los funcionarios harían eso cuando The Washington Post preguntó por esta muerte, porque el niño había sido liberado de la custodia de CBP.

Varias muertes de niños inmigrantes

Luego de que dos niños guatemaltecos murieron en diciembre, los oficiales de DHS ampliaron el cuidado de niños en la frontera. Han requerido exámenes de salud de todos los niños bajo custodia y han desplegado decenas de médicos y equipos en la frontera para evaluar rápidamente a los recién llegados, algunos de los cuales llegan en grupos de 300 a la vez.

Hace dos semanas, los agentes fronterizos de Estados Unidos a lo largo del Río Bravo recuperaron el cuerpo de un niño de 10 meses después de que la balsa de su familia se volcó al cruzar el río cerca de Eagle Pass, Texas.

El 30 de abril, un menor no acompañado de 16 años del estado de Chiquimula, en el sureste del país, sufrió una infección cerebral grave y murió después de varios días bajo custodia federal. Lo habían detenido más de una semana antes y lo habían trasladado a un refugio de salud y servicios humanos. La suya fue la primera muerte conocida bajo custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).