En Chicago una mujer hispana embarazada indocumentada y con tres hijos no será por ahora deportada a México

Adilene Marquina deberá presentarse ante ICE el próximo 23 de octubre
En Chicago una mujer hispana embarazada indocumentada y con tres hijos no será por ahora deportada a México
Adilene Marquina no será deportada a México.
Foto: Facebook

CHICAGO- El temor de la deportación quedó disipado al menos por ahora para una mujer hispana indocumentada embarazada de siete meses y con tres hijos luego de que autoridades de inmigración le dijeran que puede permanecer en los Estados Unidos y le dieron una nueva fecha para presentarse ante ICE.

Adilene Marquina tenía miedo de ser deportada y separada de su familia por lo que decidió pedir santuario en la Misión de Fe, Vida y Esperanza en el 2940 al oeste de la calle 63rd en el vecindario de Chicago Lawn en el sur de Chicago.

El jueves la mujer decidió acudir a su cita con inmigración y autoridades de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) le dieron una nueva fecha para regresar a continuar su caso.

Marquina quien lleva un monitor electrónico en el tobillo contó que los médicos le dijeron que tenía un embarazo de alto riesgo y que viajar podía poner en peligro la vida de su hijo por nacer.

Autoridades de inmigración de los Estados Unidos le dijeron el jueves a Marquina que no tendrá que irse de inmediato y que deberá presentarse ante ICE el 23 de octubre.

La mexicana indocumentada huyó a los Estados Unidos en 2015 buscando asilo político. La mujer esperó cuatro años la decisión de un juez de inmigración sobre si podía o no permanecer en ese país. A ella se le negó la solicitud de asilo político.

En 2015, Marquina cruzó la frontera y solicitó asilo político porque ya no podía pagar los pagos de extorsión a un cartel de la droga en México para mantener su negocio abierto, según una entrevista con WBEZ Radio. Después de que el cartel cortó el dedo de su ex pareja, ella huyó a Chicago.

Para evitar la expulsión del país, Marquina pidió santuario en la Misión de Fe, Vida y Esperanza liderada por el reverendo José Landaverde quien asiste a la inmigrante en su lucha contra la deportación.

Landaverde dijo en su momento: “[Adilene Marquina] no abandonará el santuario hasta que detengamos su proceso de deportación”.

Adilene tiene dos hijos estadounidenses y un hijo nacido en México. Ella está embarazada de siete meses y espera dar a luz a finales de julio.