Louisiana y Mississippi en alerta por la llegada del huracán Barry a la costa sur de Estados Unidos

Nueva Orleans vigila la impresionante crecida del río Mississippi respecto a las lluvias que se esperan
Louisiana y Mississippi en alerta por la llegada del huracán Barry a la costa sur de Estados Unidos
Una barrera de bolsas de arena a orillas del río Mississippi.
Foto: Getty Images

El Centro Nacional de Huracanes (NOAA, por sus siglas en inglés) ha emitido una advertencia de huracán para partes de la costa de Louisiana y Mississippi, desde la Ciudad Intracostera hasta la Isla Grande, antes de la llegada de la tormenta tropical Barry.

Barry, actualmente con vientos de aproximadamente 40 mph (65 kph), se encontraba cerca de la costa a unas 90 millas (145 km) al sur de la desembocadura del río Mississippi.

Precisamente, ese estado amaneció hoy bajo las aguas tras las fuertes tormentas que dejaron inundaciones en la ciudad de Nueva Orleans y zonas aledañas aunque lo peor estaría por llegar, a medida que aumentan las posibilidades de que se forme lo que sería el primer huracán de la temporada del Atlántico.

En tanto, las lluvias proseguirán a lo largo de hoy, NOAA predijo que en la madrugada del sábado esta tormenta podría convertirse en un huracán débil de categoría 1, que tocaría tierra en algún punto de la costa de ese estado durante ese día.

NOAA puso en alerta a las áreas ubicadas desde la desembocadura del río Mississippi hasta Cameron, Louisiana, situada más en el Oeste. En las primeras horas de este jueves, Nueva Orleans todavía no estaba considerada entre las zonas incluidas. 

Esas zonas podrían recibir acumulaciones de lluvia de entre 10 a 15 pulgadas desde hoy y hasta el domingo, que pudieran provocar inundaciones e incluso desbordamientos de ríos, según el Weather Channel.

El gobernador John Bel Edwards declaró este miércoles el estado de emergencia. En el mismo día, Nueva Orleans tuvo una prueba de lo que podría venir: una inundación como consecuencia de una fuerte tormenta que afectó una amplia parte de la ciudad.

La cuenta local de Twitter del Servicio Meteorológico Nacional ha comunicado en su última actualización que las previsiones permanecen de momento estables, pero que las lluvias se han intensificado. También alertó de posibles inundaciones peligrosas para la vida entre Pearl River e Intercostal City.

El Centro Nacional de Huracanes había elevado el miércoles al 90% la posibilidad de que en las siguientes 48 horas se formara una depresión tropical en el golfo de México.

El que podría convertirse en el primer huracán de la temporada podría barrer con fuertes lluvias la costa estadounidense entre Texas y Florida.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que la tormenta  podría provocar crecidas en el río Mississippi de hasta 20 pies (seis metros) el sábado, generando inundaciones a su paso por Nueva Orleans. Se trata de un límite clave, ya que la ciudad está protegida por diques de entre 20 y 25 pies de altura.

Las autoridades locales han pedido a los residentes que tengan al menos tres días de suministros a mano y que mantengan despejados los desagües pluviales de su vecindario para que el agua pueda moverse rápidamente.