¿Por qué es peligroso para un inmigrante utilizar documentos falsos?

Parece fácil obtener un número de Seguro Social o "green card" fraudulentos, pero hay severas consecuencias
¿Por qué es peligroso para un inmigrante utilizar documentos falsos?
Los agentes de ICE pueden corroborar fácilmente la identidad de una persona.
Foto: ice.gov

Los inmigrantes indocumentados están en condiciones desfavorables en los Estados Unidos, pero sus casos –en caso de ser arrestados– pueden complicarse seriamente si utilizan documentos falsos para presumir Autorización de Empleo, tener un número de Seguro Social o hasta una “green card”.

En redadas en espacios de trabajo, aquellos inmigrantes que son arrestados con documentos falsos enfrentarán acusaciones por al menos cuatro delitos, según explicó Khaalid Walls, vocero de ICE, tras un operativo en Ohio en 2018.

Esos delitos son: falsa personificación de un ciudadano de los Estados Unidos; falsa declaración o reclamo de ciudadanía para obtener un beneficio federal o estatal de empleo; fraude y actividad relacionada en relación con la identificación características e información de autenticación de documentos y robo de identidad con reconocimiento.

El área de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) realiza investigaciones para detectar este tipo de fraudes que ponen a imigrantes en la ruta directa a la deportación. Aquellas personas que ofrecen los documentos enfrentarían castigos penales.

Una reciente investigación reportada por HSI permitió la detención de dos hombres que se declararon culpables de vender tarjetas de Seguridad Social y de Residencia Permanente fraudulentas a personas que viven como indocumentados en los Estados Unidos.

El fiscal Trent Shores indicó que Cristian Alvarado Morales, de 30 años, y Anderson Garcés López, de 29 años, ambos de Tulsa, se declaron culpables de varios delitos, incluyendo conspirar para transferir documentos de identificación; tres cargos de robo de identidad agravado; posesión con intención de usar y transferir cinco o más documentos de identificación. Alvarado había sido deportado el 25 de marzo de 2008, de Laredo, Texas.

Ambos declararon que poseían y vendían más de 100 documentos de identificación falsos o fraudulentos, al utilizar identidades de personas vivos y fallecidas.

El abogado de inmigración José Guerrero dijo a Univisión que si un inmigrante presenta una identificación falsa o una Autorización de Empleo puede enfrentar cargos criminales y, en la mayoría de los casos, ser deportado.

“Si una persona es atrapada utilizando uno de estos documentos, será encausada por el delito de fraude por utilizar documentos falsos para recibir un beneficio migratorio, o una licencia de manejar”, advirtió el experto.

Dale click a la estrella de Google News y síguenos