Despiden al superintendente de Policía de Chicago por mentiroso

"El señor Johnson fue intencionalmente deshonesto conmigo", dijo la alcaldesa Lori Lightfoot
Despiden al superintendente de Policía de Chicago por mentiroso
Eddie Johnson.
Foto: SCOTT OLSON / AFP/Getty Images

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, destituyó este lunes de manera fulminante y después de una investigación al superintendente de policía, Eddie Johnson, por haber “mentido intencionalmente” cuando en octubre pasado fue encontrado adormilado y ebrio en su automóvil.

En un comunicado, la alcaldesa informó de que una investigación interna del Inspector General de la Policía reveló que Johnson estaba ebrio en ese momento, que fue “intencionalmente deshonesto” y que actuó de manera “poco ética” al informar sobre lo ocurrido.

El superintendente, que el mes pasado había presentado su renuncia para “descansar” y dedicarle más tiempo a su familia, alegó primero que un cambio en su medicación le había causado un malestar, pero más tarde confirmó a la alcaldesa Lightfoot que había tomado “un par de tragos”.

Relacionado: Violan a mujer de Florida afuera de bar en Chicago. Guardias dejan que suceda

“El señor Johnson fue intencionalmente deshonesto conmigo y me comunicó una narración llena de falsedades sobre aspectos materiales del incidente”, dijo Lightfoot.

“De haber tenido conocimiento de todos los hechos en ese momento, lo habría relevado del cargo de superintendente inmediatamente”, expuso la alcaldesa.

“Tal vez, lo peor de todo es que el señor Johnson engañó a los habitantes de Chicago. Los 13.400 oficiales y civiles que trabajan en el Departamento de Policía de Chicago merecen un líder en el que puedan creer”, agregó.

Johnson, de 60 años de edad y con 31 años de servicio en el Departamento de Policía de Chicago, asumió como superintendente en abril del 2016.

En octubre pasado, un informe que concluyó que 16 agentes policiales habían creado “una falsa narrativa “para encubrir la muerte de Laquan McDonald por el policía Jason Van Dyke en 2014″.

El informe señaló que Johnson, que en ese entonces ejercía como jefe adjunto de patrullaje, había estado presente en una reunión del alto mando en donde los presentes habían repasado el vídeo de la muerte del joven afroamericano.

Por si fuera poco, el pasado 28 de octubre el presidente Trump descargó fuertes críticas contra Johnson por no haber asistido a su intervención en una convención internacional de jefes de policía en Chicago.

La alcaldesa nombró para su reemplazo interino al exjefe de policía de Los Ángeles, Charlie Beck, quien se hará cargo del despacho inmediatamente.

“Confío en que el superintendente interino Beck sea ese líder que necesita el departamento, y que tanto él como el futuro jefe que asumirá permanentemente, servirán con honor”, dijo Lightfoot.

Beck trabajó durante 42 años en el Departamento de Policía de Los Ángeles, el tercero más grande del país, y fue su jefe máximo entre 2009 y 2018.

Según informó la Alcaldía de Chicago, Beck supervisó la implementación de reformas reconocidas a nivel nacional, que permitieron reducir la criminalidad en Los Ángeles a tasas históricas.

La búsqueda del superintendente definitivo será realizada a nivel nacional por la Junta Policial, que luego ofrecerá los nombres de tres candidatos a la alcaldesa, para que escoja y realice el nombramiento.