“No soy un sparring, soy el campeón del mundo”: Andy Ruiz le responde a Anthony Joshua

El británico se jactó de invertir mucho dinero en sparrings de clase mundial para derrotar al mexicoamericano
“No soy un sparring, soy el campeón del mundo”: Andy Ruiz le responde a Anthony Joshua
Andy Ruiz en su entrenamiento público en Arabia Saudita, de cara al enfrentamiento que tendrá contra Anthony Joshua el 7 de diciembre.
Foto: Mark Robinson / Matchroom Boxing

Hace unos días Anthony Joshua calentó la pelea que tendrá este próximo fin de semana contra Andy Ruiz, diciendo, entre otras cosas, que lo derrotará gracias al entrenamiento que ha llevado, en parte debido a los sparrings de clase mundial con los que está practicando y en los que ha invertido más dinero que nunca, a lo que él campeón respondió con categoría.

Yo no soy un sparring, soy el campeón mundial de peso pesado, esa es la diferencia. Pueden decir lo que quieran, pero cuando entras en ese ring, es algo diferente “, contestó el pugilista mexicoamericano a su llegada a Riad, Arabia Saudita, lugar donde se realizará el esperado combate.

Respecto a la rutina de entrenamiento que el campeón realiza para defender sus títulos, no quiso revelar mucho, pero adelantó que ha mejorado respecto a su preparación para el duelo en el que derrotó al británico por primera vez.

“No quiero mostrar demasiado de lo que estamos trabajando,  pero hemos entrenado en diferentes cosas: la velocidad, la presión, los ángulos (…) Hicimos lo mismo, pero con algunos ajustes, estamos enfocados mentalmente y listos para el 7 de diciembre”, explicó.

Cuando se le preguntó si ganaría por K.O., el mexicoamericano no quiso asegurarlo, más bien lo tomó con mesura y sin subestimar a su rival.

No puedo predecir un K.O., pero si llega, bienvenido. Estoy preparado para ganar y para usar todos los recursos que tengo y que me trajeron hasta aquí.

Finalmente, Ruiz reconoció que no ha sido nada fácil para él llegar al lugar en el que está y que no desaprovechará la oportunidad de hacer historia una vez más.

“Estoy realmente orgulloso. He trabajado muy duro toda mi vida para convertirme en el primer campeón mexicano de peso pesado del mundo. He recorrido un largo camino, he pasado por muchos obstáculos en mi vida. Simplemente le doy gracias a Dios, y estoy muy emocionado de estar aquí. (…) ¡Hagámoslo bebé, vamos a hacer historia otra vez!”, sentenció.