Abuelita arranca 2020 derrotando el frío de Chicago

La señora Blanca Guerra cumplió puntual el 1 de enero una tradición familiar de 18 años: sumergirse en el helado Lago Michigan
Abuelita arranca 2020 derrotando el frío de Chicago
Blanca Guerra desafió el pasado 1 de enero las heladas aguas del Lago Michigan en Chicago. (Javier Quiroz / La Raza)
Foto: Javier Quiroz / La Raza

Acompañada de hijos y nietas, Blanca Guerra acudió puntual como cada primero de enero al ritual del baño helado en la playa North del Lago Michigan en Chicago.

Vestida con traje de baño azul y con la misma sonrisa de hace 18 años, doña Blanca, que en marzo cumplirá 77 años de edad, se metió al agua a las 12 del medio día del primer día del año.

“Dios me dio permiso otro año de volverme a meter al agua fría, aunque claro ahora no está tanto”, dijo doña Blanca después del chapuzón que este año no fue congelante.

Y es que a diferencia de otros primeros de enero, este 2020 la temperatura benefició a los valientes nadadores que gozaron de mucho sol, 35 grados Fahrenheit y no hubo nieve ni hielo.

Para este 2020 Blanca Guerra pidió mucha unión familiar “y que todos seamos muy felices”.

Como es costumbre acompañaron a su madre los maratonistas Francisco y Lorenzo Ochoa Guerra, el primo de ellos Esteban Corona y las nietas de doña Blanca, Fernanda Corona y Elizabeth Ochoa.

Para Esteban Corona el clima fue mejor. “El agua siempre va a estar fría, pero cada vez que venimos lo disfrutamos al cien”, declaró el atleta.

Su primo Lorenzo Ochoa, un triatleta y empleado de la construcción, lamentó que no hizo frío: “fue más tradición porque no estaba nada frío afuera, solo el agua”.

Cada año de manera informal y bajo su propio riego decenas de personas acuden a la playa North y se zambullen en el agua, conviven unos minutos y así dan inició al nuevo año.