¿Qué es la espina bífida y cuáles son los síntomas de este defecto?

La espina bífida es un defecto congénito que involucra la médula espinal y la columna vertebral

shutterstock_65015896

Crédito: Shutterstock

La espina bífida es una mal formación en el cuerpo cuyos signos dependen de su gravedad. A continuación ahondaremos más en este problema de salud, especificando sus factores de riesgo y síntomas.

¿Qué es la espina bífida?

Mayo Clinic indica que la espina bífida es un defecto congénito caracterizado por la malformación de la columna vertebral y la médula espinal. La espina bífida puede ser leve o grave según sus complicaciones, tamaño, defecto y ubicación.

Principalmente, la espina bífida es un defecto del tubo neural, que debería cerrarse para el día 28 del embarazo. En los bebés con espina bífida, el tubo neural no cierra del todo, o no se forma adecuadamente, lo que genera problemas en la médula espinal y la columbra vertebral.

Factores de riesgo

No se sabe con certeza qué ocasiona la espina bífida, siendo la hipótesis más aceptada la participación de múltiples factores en su surgimiento. Por un lado, se sabe que las mujeres diabéticas que no controlan su azúcar son más propensas a tener hijos con espina bífida que otras.

La obesidad durante el embarazo aumenta la probabilidad de padecer problemas del tubo neural, así como el haber tenido hijos con este mismo inconveniente. No obstante, debe destacarse que la espina bífida se presenta en la mayoría de las veces en parejas sin antecedentes de ningún tipo.

Síntomas

No se desarrollarán síntomas si los nervios raquídeos no están afectados, pero, es posible observar signos visibles de espina bífida en la piel del recién nacido por encima del defecto. Ejemplos de esto son un mechón de pelo anormal, hoyuelos o marcas de nacimiento.

La espina bífida está asociada al meningocele, un saco lleno de líquido que sobresale de la vertebras. Este saco no suele comprender la médula espinal.

El defecto de la espina bífida es susceptible a generar complicaciones en el desarrollo posterior si no se le trata en sus etapas iniciales, por lo que la recomendación es consultar a los especialistas y aplicar el tratamiento indicado para el defecto.

En esta nota

columna vertebral defecto espina bífida Médula espinal Salud

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain