Hacer acopio de buenas finanzas

Ahorros de emergencia, rebaja de deuda y mantener la cuenta de jubilación, prioridades en crisis

Lo que más lamentan los consumidores es no tener ahorro de emergencias./Shutterstcok

Lo que más lamentan los consumidores es no tener ahorro de emergencias./Shutterstcok Crédito: nattanan23 | Pixabay

Es inevitable, las consecuencias del coronavirus han llegado y desde hace días los consumidores consideran útil o tranquilizador ir a los centros comerciales y hacer acopio de lo esencial en la cocina además de asegurarse los medicamentos.

De la misma manera es conveniente también estar preparado financieramente para estos momentos. Lamentablemente no se hace de la noche a la mañana sino que es un proceso para el que no hay fórmulas mágicas que acorten el tiempo que se necesita. Para Mark Hamrick este es un momento en el que dar prioridad a las finanzas personales y “una llamada de atención para centrarnos es lo que es importante”

Para este analista económico de Bankrate hay tres cosas importantes: los ahorros para emergencias, la deuda y los ahorros para la jubilación.

“Una de las cosas que hemos visto que de forma consistente lamentan los consumidores es no ahorrar suficiente para emergencias y para la jubilación y eso es algo que viene a la cabeza en un momento como este”, añade.

Hamrick dice que ahorrar para emergencias es un reto importante cuando además se tiene que rebajar deuda pero hay que elaborar estrategias para poder hacerlo, sobre todo porque para muchas personas es razonable que sea una prioridad rebajar los balances de sus tarjetas de crédito cuando se están pagando intereses del 17%  en el mejor de los casos.

Además de dejar de añadir deuda y revisar los gastos que se tienen, la mejor solución es refinanciar lo que se debe. Hamrick sugiere que se llame al emisor de la tarjeta y se pida una rebaja de la tasa de interés. “No perjudica hacerlo y hay veces que se da respuesta afirmativa”, dice.

En caso de que ese Plan A no funcione, el B es que se haga una transferencia de balance a una tarjeta que ofrezca un 0% durante una serie de meses o se pague lo que se debe de las tarjetas con un crédito personal cuyos intereses son mucho más bajos. “No obstante”, advierte, “es bueno ser cauteloso de algunos anuncios de bajas tasa de interés porque los términos de los contratos no son siempre ventajosos al final”.

Otra de las cosas ante las que pide cautela es las ofertas de empresas de negociar la deuda de la tarjeta de crédito.

“Se utilizan estrategias que pueden ser peligrosas para muchas personas porque se les dice que dejen de pagar los balances para poder negociar luego que la deuda se quede en menor cantidad. Pero esto es como recibir un tiro en la pierna para que le admitan a uno en emergencias para curar otra herida”, explica.

Uno de los problemas principales con esta estrategia es que hará que su puntuación crediticia se venga abajo por falta de pago y eso “le deja menos cualificado para lidiar con los problemas”, razona Hamrick. Este analista considera que si la refinanciación no es posible se de prioridad a rebajar más deuda de la tarjeta que tenga más elevadas las tasas de interés en caso de que se tengan varias con balance.

Por lo que se refiere a las cuentas de jubilación, muy a merced de las caídas del mercado, Hamrick pide mantener la calma en caso de que el horizonte de la inversión sea a largo plazo. No es cuando conviene cambiar de estrategia o dejar de aportar dinero a una cuenta 401k o IRA. “Con el mercado a la baja, la aportación regular compra más y se puede tener mejor subida cuando el mercado se recupere”.

Este analista confía en que esto ocurrirá y la historia así lo avala. “La inversión no es solo para quien tiene dinero sino para quien quiere ahorrar y necesita luchar contra el efecto de la inflación”, afirma.

En esta nota

ahorros Coronavirus deuda TuBolsillo

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain