Salud reproductiva en tiempos de pandemia

Varios estados han impuesto restricciones al aborto y otros servicios alegando que no son esenciales
Salud reproductiva en tiempos de pandemia
Varios estados han declarado 'no esencial' al cuidado de salud reproductiva.
Foto: Shutterstock

La pandemia del coronavirus ha impactado todos y cada uno de los aspectos de la sociedad. Uno de dichos aspectos es el acceso al cuidado de salud reproductiva.

Con el pretexto de la pandemia y las medidas de cuarentena y distanciamiento social por el coronavirus, aquellos políticos y líderes que siempre se han opuesto al aborto han aprovechado la situación para aplicar nuevas medidas restrictivas a los proveedores del cuidado de salud reproductiva.

“Estamos presenciando una creciente crisis de salud, dentro de la ya existente crisis de salud pública”, indicó Rachel Sussman, Vicepresidenta de política estatal y abogacía del Fondo de Acción de Planned Parenthood, en entrevista con La Opinión.

“La necesidad de cuidado de salud reproductiva no desaparece con el coronavirus, al contrario, la pandemia aumenta los problemas”, señaló Sussman.

Planned Parenthood inició una campaña de concientización sobre el impacto de las restricciones al acceso de cuidado de salud por la pandemia. La campaña busca concientizar a la población sobre las acciones de oficiales electos que ponen en riesgo la salud de la población, y comenzará en los estados de Arizona, Colorado, Florida, Georgia, Iowa, Michigan, North Carolina, Nevada, Pennsylvania, Tennessee y Wisconsin.

“Esta campaña llama a los políticos por su hipocresía desnuda. Han socavado nuestra infraestructura de atención médica al intentar eliminar el ACA (Ley de Cuidado de Salud Asequible), prohibir el aborto y poner el control de la natalidad fuera de alcance, y estamos viendo las graves consecuencias de sus acciones en esta crisis de salud pública.”, indicó Alexis McGill Johnson, Presidenta en funciones del Fondo de Acción de Planned Parenthood, en un comunicado. “Cada persona merece acceso a la atención médica, independientemente de quiénes son, dónde viven o cuánto dinero ganan. La economía no funciona sin personas. No se puede pretender impulsar la economía mientras se pone el bienestar de las personas al final. Juntos, debemos exigir más: nuestras vidas y nuestro futuro dependen de ello”.

Sussman destacó que los ataques al cuidado de salud reproductiva afectan de manera desproporcional a las mujeres y a las comunidades de color. La falta de acceso a métodos de control de la natalidad aumenta los riesgos de problemas de salud en las mujeres, en particular en aquellas de bajos recursos.

El acceso al aborto sigue siendo un proceso tan esencial y sensitivo al paso del tiempo como siempre”, notó Sussman.

Como una forma de expansión, para aumentar el alcance del cuidado de salud a pesar de las restricciones, particularmente en zonas rurales sin acceso a centros de salud reproductiva, Planned Parenthood implementó la “Telesalud” (TeleHealth), un programa que permite acceder a consultas a través de teléfono o video.

Acceso al cuidado de salud reproductiva

El acceso al cuidado de salud reproductiva y las restricciones impuestas por la pandemia varían de estado a estado.

Según información del Departamento de Salud Pública de California, el acceso al aborto no ha sido restringido en dicho estado. Lo mismo ocurre en Nueva York, dónde las clínicas y centros de salud siguen operando. Ambos estados siguen considerando como esencial al aborto y al cuidado de salud reproductiva. Virginia y Washinton también lo han declarado esencial.

“Los gobernadores Newsom y Cuomo son campeones del cuidado de salud reproductiva”, señaló Sussman. Pero existen otros estados como Iowa, por ejemplo, en el cual las prohibiciones y restricciones de fondos para Planned Parenthood, resultaron en un aumento en los casos de enfermedades transmitidas sexualmente (STD).

En Pensilvania se propuso una enmienda al servicio de TeleSalud, que prohibía a los médicos prescribir ciertas pastillas para inducir el aborto, pero el gobernador demócrata Tom Wolf vetó dicha propuesta por “interferir en la salud de las mujeres y en la crucial decisión entre los pacientes y sus médicos”.

Los estados de Iowa, Ohio y Texas calificaron a los abortos como “no esenciales” y los suspendieron mientras dure la crisis de salud por la pandemia,

Por otro lado, el Departamento de Servicios Humanos y de Salud de Michigan ha tomado medidas para aumentar el acceso al cuidado de salud, incluyendo una campaña que envía condones por correo a los residentes de dicho estado que así lo soliciten.

En Florida, también continúa el acceso a servicios de cuidado de salud, incluido el aborto, durante la pandemia.