Ganó $50 millones en la lotería, quiso ayudar a sus amigos y termina siendo estafado

Randy Rush quería ayudar a uno de los hijos de sus amigos en su negocio, invirtió mucho dinero en él y terminó traicionándolo
Ganó $50 millones en la lotería, quiso ayudar a sus amigos y termina siendo estafado
El hombre le ayudó de buena fe al hijo de sus amigos y fue traicionado.
Foto: Shutterstock

Un hombre originario de Canadá llamado Randy Rush le cambió la vida en 2015 al volverse millonario de la noche a la mañana gracias a que se ganó un premio máximo de la lotería.

Rush había comprado varios billetes de lotería y algunos de ellos resultaron ser ganadores, juntando una suma millonaria de $50 millones de dólares.

Con todo ese dinero, Randy decidió renunciar a su trabajo y se dedicó a comprar bienes para poder vivir de ellos; también invirtió gran parte de su premio para ayudar a familiares y amigos que se encontraban en apuros económicos, como era el caso de dos hombres llamados Dave y Shirley Crawford.

Rush compró una cabaña y le dijo a la pareja que si querían mudarse a ella, podían hacerlo e incluso, por cuidarla, les pagaría $2,500 dólares mensuales, por lo que sin dudarlo, aceptaron la oferta. Además, también quiso ayudar a su hijo, Jeremy Crawford, quien le ofreció hacer un negocio juntos que lo terminó dejando sin dinero.

Jeremy se encontraba desarrollando una aplicación móvil y como le pareció interesante, Randy invirtió en ella $4,5 millones de dólares, pues consideraba que la empresa podría “convertirse en la nueva Amazon“.

El problema fue que, conforme pasaron los días, Jeremy le pedía más dinero pues los gastos de su empresa eran excesivos y sin justificación. Preocupado, se lo comentó a Dave y a Shirley, pero siendo sus padres, le dijeron que no tenía nada que preocuparse, pues su hijo “era un buen chico”.

Sin embargo, Rush decidió contratar a unos auditores y contadores, los cuales descubrieron que Jeremy había desviado $1,5 millones de dólares durante 6 meses en cosas ajenas al negocio.