Mayo empieza a curar algunas heridas del COVID en el mercado laboral

En mayo se recuperan 2.5 millones de empleos y la tasa de desempleo baja al 13.3%
Mayo empieza a curar algunas heridas del COVID en el mercado laboral
El sector de bares y restaurantes es responsable de más de la mitad del avance de las contrataciones./Archivo
Foto: Free-Photos / Pixabay

Las cifras relativas al empleo en mayo fueron mucho mejores de lo esperado. Una gran sorpresa.

No solo no se destruyeron millones de empleos en términos netos, como descontaban los analistas, sino que se recuperaron 2.5 millones de los que fueron destruidos en abril y marzo debido al cierre de la actividad económica por el coronavirus.

El parón obligado para acabar con el avance de la enfermedad — la cuarentena–, destruyó  en abril 20.7 millones que se unieron a los 1.4 en marzo, según cifras revisadas de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) que se dieron a conocer el viernes. Son cifras récord que dejaron la tasa de desempleo en el 14.7% pero que en mayo retrocede al 13.3%.

En mayo, coincidiendo con las aperturas de actividad en varios estados, comienza a repararse un mercado laboral roto por el COVID. Se inicia así el camino de la cura, con la recontratación. Es apenas un 10% de recuperación, pero es motivo para la esperanza.

La tasa de desempleo latina también retrocedió del 18.9% al 17.6% aunque en el caso de las mujeres se mantuvo muy cerca del 20%. En el caso de la comunidad negra y asiática, no obstante, lejos del avance general se producen retrocesos. Entre los negros la tasa de desempleo pasó del 16.7% al 16.8%.

Esta no es una creación de empleo convencional como no lo fue la destrucción de empleo anterior. Los efectos sí porque son ingresos y beneficios laborales (entre ellos el seguro médico) que no llegan a los bolsillos de muchos trabajadores. Pese a las mejoras, el daño del virus sigue siendo calamitoso para millones de familias.

Los efectos del PPP, el préstamo parcialmente perdonable para mantener abiertos los pequeños negocios y la limitada apertura de negocios en varios estados ha permitido la vuelta al trabajo de quienes habían perdido su puesto temporalmente, quienes tenían un “furlough” (“vacaciones” mandatorias sin goce de sueldo).

Se espera que la mayor apertura que se está produciendo en junio mejore aún más las cifras de cara al futuro aunque algunos economistas consideran que el daño es de largo plazo ya que el virus ha actuado como un tsunami, anegando todo a su paso. Hay estructuras sólidas en pie que mantienen el empleo.

Pero no se descarta que algunas de estas estructuras empresariales muestren sus grietas en los meses siguientes porque dependen de la fortaleza de una demanda que aún se tiene que activar y para lo que es clave que se mantengan y amplíen las ayudas con las que los consumidores puedan volver a gastar con confianza.

De momento sigue habiendo muchas rentas sin pagar, muchos billes que se deben y algunos que se deberán cuando lleguen los de las pruebas médicas. El Senado sigue sin actuar en la activación de una nueva ronda de ayudas que ya fue aprobada por la cámara de Representantes, el Heroes Act.

19.6 millones de desempleados

Heidi Shierholz del Economic Policy Institute explicaba ayer que aún hay 19.6 millones de personas sin empleo desde que empezó la pandemia y que si se descontara abril, mayo aún seguiría siendo el peor mes para el empleo desde la Gran Depresión de los años treinta.

Esta economista, explica que solo dos tercios de los que han perdido su trabajo están en las estadísticas como tal y que si se contaran todos (incluida la economía informal)  la tasa de desempleo sería del 19.7%. Pocas razones para la autosatisfacción. 

La buena noticia es que el 73% de los clasificados como desempleados espera ser llamado a su trabajo. Va a ser una cuestión de tiempo que la mayoría recupere su puesto.

Los economistas de la firma de análisis Oxford Economics mostraban sentimientos encontrados, “optimismo, escepticsmo y angustia”, además de la sorpresa por la anticipación de unas cifras que se esperaban más tarde.

El optimismo es por el crecimiento de la contratación, la mayor en la historia que se conoce.

El escepticismo por el contraste que supone con respecto a las pérdidas de trabajo registradas en los meses anteriores y angustia porque las pérdidas “de 19.6 millones de pérdidas de trabajo desde que se inició la recesión global del coronavirus son un agujero traumático del que tomará tiempo salir” .

Gregory Daco, analista jefe de Oxford Economics explicaba que aún hay 31.5 millones afectados. “Los que no tienen empleo, los que quisieran un trabajo a tiempo completo pero tienen que aceptar uno a tiempo parcial y quienes abandonaron la búsqueda de empleo, por no hablar de quienes vieron reducidos sus salarios. No todo está recogido en un reporte”

Daco es optimista pero dice que hay que ser cauteloso con la euforia.

Jason Furman, economista y asesor de Barack Obama, explicaba que una vez que los empleadores acaben de recontratar a sus empleados se iniciará la recuperación convencional en el mercado laboral que será mucho más dura.

El crecimiento de los empleos en mayo se produjo en casi todos los sectores pero fue significativo en el de bares y restaurantes que ganaron 1,4 millones de puestos de trabajo cuando en los dos meses anteriores habían perdido 6.1 millones de ellos. Este sector se encargo de más de la mitad del avance de mayo. En otros, las ganancias palidecen aún al contrastar con las pérdidas de meses anteriores.

¿Qué sectores crearon empleo?

+ 1.4 millones: bares y restaurantes que en los dos meses anteriores perdieron 6.1 millones.

+ 464,000 en la construcción que compensan en cierta medida los 995,000 perdidos en abril. Los que más trabajo encontraron fueron los especializados en ciertas labores. Incluso en economías cerradas muchos han estado trabajando.

+424,000 más en educación y servicios de salud, sectores que perdieron 2.6 millones de empleos en abril. La mayor parte de la recuperación es en servicios de salud. Solo las oficinas de los dentistas han vuelto a recontratar a 245,000 de sus empleados, la mitad de la recuperación del sector.

+368,000 trabajos más en ventas al por menor tras la pérdida de 2.3 millones en abril. La mayor parte de los empleos recuperados fueron en tiendas de ropa y accesorios además de concesionarios de autos.

+272,000 en servicios tras la pérdida de 1.3 millones en abril. Dos tercios de las recontrataciones ocurrieron en las lavanderías.

¿Qué sectores perdieron empleo? 

– 148,000 en hoteles que lleva 1.1 millones de trabajos perdidos desde febrero.

– 95,000 en tiendas de electrónica y electrodomésticos y 36,000 se perdieron en tiendas de componentes de autos.

585,000 en empleo público (gobiernos) que se suma a los 963,000 de abril. La peor parte se lleva en gobiernos locales y en concreto el sector de educación.

38,000 información. El sector de prensa, televisión, radio e información en internet siguen perdiendo empleo. En abril se eliminaron 272,000 trabajos.

-20,000 en minería que ha perdido 77,000 empleos en los tres últimos meses.

-19,000 en transporte y almacenamiento que se suman a los 553,000 perdidos en abril.

-50,000 transporte por aire que se añade a los 79,000 perdidos en abril.